No repuntan las expectativas de empleo en Argentina

flecha[dc]P[/dc]ara el último trimestre del año, no hay cambios importantes en las expectativas de creación de empleo. Así se desprende de la encuesta que realiza la consultora Manpower:
los empleadores reportan una Expectativa Neta de Empleo de seis por ciento, un punto porcentual más en comparación tanto con el trimestre anterior como con el mismo periodo de 2014. Las sombras llegan desde el lado del sector automotor, donde hay proyecciones a la baja.
La Expectativa Neta de Empleo (ENE) se obtiene tomando el porcentaje de empleadores que prevé un aumento en sus contrataciones y restándole el porcentaje que espera una disminución en su nómina para el próximo trimestre.
“Las expectativas de empleo en nuestro país son, al igual que el trimestre anterior, levemente positivas. Sin embargo, los empleadores de todas las industrias y regiones se mantienen cautelosas a la hora de decidir cómo ajustar sus plantillas. Al igual que en los últimos trimestres, se puede observar una estabilidad relativa donde más del 85% de los empleadores sostienen que no planean hacer cambios en sus dotaciones.”, explica Alfredo Fagalde, director de Manpower.
Los empleadores de los nueve sectores económicos esperan incrementar sus niveles de dotación en el próximo trimestre. Las perspectivas más positivas corresponden a los sectores de Administración Pública y Educación con 14% y Servicios con 13%. Otras previsiones optimistas se reportan en Construcción con diez por ciento y Manufacturas con el ocho por ciento. Por su parte, las expectativas más bajas se reportan en Agricultura y Pesca y Finanzas, Seguros y Bienes Raíces con uno por ciento.
En la comparación trimestral, las intenciones de contratación se incrementan en cinco de los nueve sectores de la economía. Las mejoras más notables se observan en Construcción con una suba de ocho puntos porcentuales y Transportes y Servicios Públicos con un alza de seis por ciento. En tanto, los planes de contratación se debilitan en cuatro áreas; las más llamativas son Finanzas, Seguros y Bienes Raíces y Manufacturas donde las expectativas bajan cuatro por ciento cada una.
En la comparación interanual, los empleadores de cinco de los nueve sectores reportan expectativas más débiles. Se destaca el sector de Transportes y Servicios Públicos con una caída de diez por ciento y Minería, con una baja de siete por ciento. Por su parte, los sectores que crecen son Administración Pública y Educación y Servicios, ambas con un alza de nueve por ciento y Manufacturas con una suba de cinco por ciento.
En todas las regiones las empresas encuestadas esperan aumentar sus dotaciones durante los próximos tres meses. Las mejores proyecciones se reportan en el noroeste con el 15%, seguida de Cuyo (siete por ciento) y Capital Federal y Patagonia, con seis por ciento cada una. Por su parte, las expectativas más débiles (cuatro por ciento), se registran entre los empleadores del noreste y la zona pampeana.
En comparación con el trimestre anterior, las intenciones de contratación se fortalecen en cuatro de las seis regiones. Los empleadores del noroeste reportan una mejora de nueve puntos porcentuales, mientras que la expectativa para AMBA es dos puntos más positiva. Por otro lado, las expectativas declinan en el noreste en ocho por ciento y en la zona pampeana en tres por ciento.
En la comparación interanual, las expectativas de contratación mejoran cuatro de las seis regiones, más notablemente con el 11% para el noroeste. Por su parte, Cuyo marca una mejora de seis por ciento y el noreste el dos por ciento. El área metropolitano tiene una caída de dos por ciento.
De los diez países encuestados en América por Manpower hay expectativas positivas en nueve. Los planes de contratación mejoran en cinco países y declinan en cuatro en comparación al trimestre anterior. En comparación al mismo trimestre de 2014, las expectativas mejoran sólo en tres países y disminuyen en seis. Los empleadores de Estados Unidos reportan los planes de contratación más positivos (18%). En contraste, los brasileños anticipan las expectativas más débiles (baja del diez por ciento) que son negativas de ocho de las nueve industrias y en todas las regiones.