Derrota del kirchnerismo en ATE fortalece a CTA opositora

Luis Micheli, ATEEl sindicato que reúne a los trabajadores estales tiene una importancia estratégica en el mapa gremial argentino. Por su magnitud y capacidad de movilización es la columna vertebral de la CTA opositora.
A raíz de esta relevancia política, los sectores ligados al gobierno nacional articularon una estrategia para quedarse con la conducción del sindicato. Con esta movida pretendían, además de controlar uno de los gremios más importantes del país, dar un golpe de muerte a una de las centrales obreras que se encuentran enfrentadas con el gobierno nacional.
La CTA tiene dos versiones desde que la última elección de autoridades produjo una ruptura. La opositora, conducida por Pablo Micheli y la enrolada en el kirchnerismo que orienta Hugo Yasky. Si el plan de los sectores oficialista lograba su objetivo el debilitamiento de la primera hubiera sido inocultable.
Pero el “michelismo” agrupado en la lista Verde-Anusate pudo contener la avanzada cristinista. Su candidato, Hugo Cachorro Godoy, finalmente se impuso a la lista progubernamental Verde y Blanca que llevó como cabeza al dirigente jujeño Fernando Acosta. Este último está enrolado en la agrupación TUPAC, que lidera la candidata a parlamentaria del Mercosur Milagro Sala.
Godoy salió victorioso en la mayoría de las provincias del país pero fue el triunfo holgado en la provincia de Buenos Aires lo que inclinó la balanza de la elección. Se produjeron victorias de la Verde-Anusate en la mayoría de los distritos del país. Los activistas del michelismo resaltaron el triunfo en Santa Cruz, tierra del diputado del FPV Edgardo Depetris, uno de los principales auspiciantes de la nómina kirchnerista.
En Córdoba también ganó la lista que responde a Micheli. Con una participación superior al 50% del padrón, lista verde Anusate en Córdoba, según los resultados provisorios, lograba cerca del 80% de los votos. María Liliana Salerno resultó elegida como secretaria General, acompañada por Luis Barcena como secretario Adjunto. A su vez, María Teresa Romero, secretaria general saliente, será la nueva secretaria de Formación en el Consejo Directivo Nacional de ATE.
La lista Verde-Anusate también logró la victoria en las seccionales del interior de la provincia. En Villa María, Fernando Mercado será el nuevo secretario general, sucediendo a Walter Secondino, ambos de la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos. A su vez, Río Tercero reeligió a Cristian Colman, también de la Fábrica Militar. En tanto, en Río Cuarto, Anusate dio el triunfo al compañero Walter Avalos, del Senasa, que reemplaza a Federico Giuliani.
Hicimos una excelente elección, con una alta participación del padrón. Los compañeros acompañaron una vez más a Anusate y nos da un fuerte ánimo para continuar trabajando en la línea histórica de nuestro gremio en la defensa del trabajador estatal”, aseguró secretaria general electa María Liliana Salerno.
La elección cordobesa tuvo algunos detalles particulares. En primer lugar fue notable la baja performance del kirchnerismo que quedó en tercer lugar por detrás de la lista Bermellón compuesta por activistas cercanos al FIT.
Luego de conocerse los primeros resultados, los militantes de la Verde-Anusate destacaban que su lista se había impuesto en las mesas correspondientes a la Universidad Nacional de Córdoba, de donde proviene el candidato de la agrupación kirchnerista Verde-Azul, Carlos Victorel. Este dirigente del Comedor Universitario tuvo relevancia en el conflicto que concluyó en el pase a planta de los trabajadores de esa dependencia. El apoyo de los sectores relacionados al rector Francisco Tamarit no fue suficiente para lograr un triunfo.
El resultado de la elección de ATE permite a Pablo Micheli mantenerse como un referente legitimado de la CTA Autónoma. A nivel local, la ratificación en la conducción de la lista Verde implica un duro golpe para los sectores kirchneristas que apostaron fuerte a quedarse con la dirección de este sindicato.