Macri prepara sobredosis amarilla para Córdoba

10314614_10152124998170669_7201027966182635154_n[dc]L[/dc]a última quincena se teñirá de los colores del partido fundado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Mauricio Macri haría dos paradas en la provincia. Una en el interior y, la última, antes de la elección capitalina con chances, preliminarmente, de ofrecerle la foto ambicionada la segunda ciudad más importante del país antes de las presidenciales de octubre.
Los radicales se preparan para que los apetecibles resultados estadísticos que cosecha el jefe de gobierno porteño en Córdoba, derrame sobre la dupla de Juntos por Córdoba, Ramón Mestre-Felipe Lábaque. Tal es la expectativa que las remeras que utiliza la militancia para recorrer los barrios en el marco de las acciones proselitistas sufrieron modificaciones sustanciales.
Aparentemente, quienes tienen poder de decisión al respecto consideraron que era más conveniente quitar la escolta de “Mestre, intendente”. Así fue como el nombre del candidato a viceintendente y actual titular del Club Atenas fue reemplazado por el ponderado “Macri, presidente”. Los macristas aseguran que no tienen que nada que ver con las nuevas pilchas radicales.
Habrá mucho Macri, y no sólo en las camisetas. Hoy comenzarán a circular los spots publicitarios que grabaron el jueves pasado, tal como se adelantó en la edición del viernes de este matutino. Y como si fuera poco, sus alfiles en Córdoba comienzan a mostrar el tenor de la próxima jugada. Es probable que el expresidente de Boca Juniors haga una parada en Río Cuarto el próximo domingo.
De concretarse, la reanudación de las visitas del candidato de Cambiemos –suspendidas, como se sabe, para tomar distancia de las decisiones unilaterales de Luis Juez, quien declinó su candidatura a senador para competir por el Palacio 6 de Julio- sería en Río Cuarto. El marco elegido, es la jornada de cierre de la exposición 81ª Exposición Nacional Ganadera, Industrial, Comercial y de Servicios de la Rural. Se espera que, en traje de candidato, Macri refrende sus propuestas para el sector, con una clara intensión de sumar apoyos para la pugna nacional.
El desembarco tendrá su condimento. Es probable que Macri apueste a una estrategia de su preferencia. Se trata de la visita de enviados de especiales a la provincia, muchos de ellos de su mesa chica.
Si bien aún las bajadas no fueron oficializadas, los operadores de Macri esperan que entre martes y jueves visiten algunas ciudades del interior el rabino Sergio Bergman, el massista convertido al macrismo, el diputado nacional Eduardo Bonadeo y el legislador porteño, Jorge Triaca. La candidata a vicepresidenta, Gabriela Michetti, también realizaría campaña en suelo cordobés esta semana.
Como se dijo, el espaldarazo a Mestre llegará la semana siguiente; la última de la campaña. Allí se prevé que Macri se sume a una campaña que no salió del libreto. El actual intendente se encuentra dedicado al corte de cintas diario y, de vez en cuando, a la arenga militante en algún acto partidario.

Campaña nacional
Macri retomará esta semana la campaña electoral por el interior del país con visitas a Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Neuquén, tras las PASO del 9 de agosto y descansar algunos días en familia. La gira proselitista comenzará mañana, en Chaco, donde estará acompañado por la candidata a gobernadora por Cambiemos la intendenta radical Aída Ayala, mientras que el miércoles visitará Entre Ríos para relanzar en la ciudad de Concordia la campaña de todos los candidatos de la provincia.
Por otro lado, el jueves estará en Neuquén, donde mantendrá un acuerdo con el ex candidato a gobernador de la UCR Horacio “Pechi” Quiroga. Por último, el viernes visitará Santa Fe con el objetivo de fidelizar el desempeño que obtuvo el frente en las últimas PASO, pero también para “captar al votante de Margarita Stolbizer”, según reconoció un dirigente del PRO.