De la Sota, en campaña, volvió a cruzar al kirchnerismo

DYN423.JPGEl gobierno nacional hizo públicos los porcentajes de desempleo en todo el país. Según el cuestionado organismo estatal encargado de las estadísticas, el Gran Córdoba es una de las regiones con mayor desocupación. José Manuel de la Sota salió al cruce de los resultados de la medición y contraatacó rudamente.
La nueva polémica llegó un día después de la realización del plenario donde la dirigencia de Unión por Córdoba ratificó su compromiso con la candidatura de Sergio Massa, triunfador de las primarias de UNA.
Durante el evento, el tigrense tomó como propias las propuestas centrales del delasotismo y se comprometió a resolver el conflicto que Córdoba mantiene con la Nación. “Cada uno de los compromisos de De la Sota, son mis compromisos, vamos a pelear juntos para que lo más de $12 mil millones que le robaron a los cordobeses, desde el Gobierno se los podamos devolver. Vamos a trabajar juntos para que la deuda que el Estado Nacional tiene con la caja de jubilaciones los cordobeses la puedan cobrar” dijo Massa frente al pleno de la dirigencia justicialista local.
La semana pasada, el gobernador se presentó sorpresivamente ante la Corte Suprema de Justicia y reclamó que la administración nacional suspenda el cobro compulsivo de las deudas de la provincia hasta que se resuelva el reclamo de fondo. Además del pedido concreto, la iniciativa de De la Sota llegó en el momento en que desde el Frente para la Victoria se emitían mensajes de acercamiento a la gestión provincial.
Por su parte, De la Sota prometió mantenerse en el marco de la campaña nacional. La primera oportunidad la brindó el INDEC. Más allá de los números difundidos ayer, el cordobés hizo declaraciones con voltaje electoral. “Son ridículos los datos que está emitiendo el INDEC, es un lástima que no le podamos creer; porque hay que tener un organismo de medición que sea serio y que podamos confiar en los índices de inflación, de desocupación”, dijo en el día de ayer a Cadena 3.
Por otra parte, el gobernador insistió nuevamente en uno de sus ejes permanentes. Durante toda su gestión repitió en innumerables oportunidades que la administración kirchnerista utiliza todos sus recursos contra la provincia de Córdoba. Con respecto al tema en cuestión, sugirió que los porcentajes de desempleo publicados están digitados electoralmente.
“Felicito a Chaco que no tiene ninguno (desocupado); tenemos 2% de pobres en Argentina, cero en Chaco y Córdoba la peor” dijo De la Sota con sorna, dejando entrever que el kirchnerismo favorece a sus aliados políticos en las estadísticas oficiales.
El cordobés parece decidido a incidir en la agenda nacional hasta el final de la carrera presidencial. Además del compromiso de acompañamiento a Sergio Massa, el objetivo de Unión por Córdoba es fortalecer su representación legislativa ya que, en sus cálculos, el futuro presidente de la nación no tendrá la mayoría holgada de la que hoy goza el Frente para la Victoria.
De la Sota aclaró que no será el jefe de campaña de Massa ni aceptará ningún cargo que no sea electivo. Sin embargo, y pese a que su nombre no figurará en la boleta de UNA en la primera vuelta electoral, parece decidido a permanecer en el ring de la disputa nacional. Según sus propias palabras, solo es “un peronista mas al servicio del triunfo de la patria”. Quienes analizan sus movimientos se arriesgan a pensar que pretende ser más que eso.