De la Sota traslada efecto PASO a Dómina

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

KD9L8990[dc]A[/dc] todo chancho le llega su San Martín. Esteban “Tito” Dómina tuvo anoche su tan ansiado acto de lanzamiento de campaña, luego de acompañar como cualquier miembro del PJ el sueño presidencial de José Manuel de la Sota de cara a las PASO. La directiva obligó al concejal a desempeñar un rol secundario en la compulsa por el Palacio 6 de Julio.
Con contadas intervenciones del historiador, la previa de la campaña se nutría de los esfuerzos de Ramón Mestre por exhibir su gestión; también de la conmoción generada por la presentación del matrimonio arreglado entre Luis Juez y Olga Riutort y sus esfuerzos desesperados por polarizar; además del crecimiento en las encuestas del periodista, ahora candidato, Tomás Méndez.
En ése escenario provisorio, Dómina quedaba fuera del podio. Pasadas las internas abiertas del domingo pasado que sacó a De la Sota de la elección general, la dirigencia capitalina del PJ puede hacer foco en el respaldo de las acciones proselitistas del candidato de Unión por Córdoba. En el Hotel Quórum se dieron cita anoche, con el claro objetivo de aprovechar el empujón por el resultado en Córdoba, donde el precandidato presidencial fue el más votado.
Dómina contó con el respaldo de De la Sota y el gobernador electo, Juan Schiaretti, a los fines de despejar las versiones circulantes que afirman que al mandatario provincial no le afecta si Mestre retiene la ciudad por cuatro años más. Peronistas avezados corrigen la aseveración: “De la Sota no quiere que Riutort llegue al municipio. No significa que quiera que gane Mestre”. En otros términos, el plenario de ayer buscaba mostrar que el apoyo a la candidatura de Dómina es cosa seria y el PJ moverá sus andamiajes.
Dómina lo agradece, pero asegura que el voto independiente será crucial. A la búsqueda de aquella porción del electorado de toda mécanica política clásica, se adiciona la especulación. Dirigentes peronistas coinciden en afirmar que la fórmula Juez-Riutort logró un efecto mediático importante; pero en las arenas políticas ya no asusta como sí lo hacía apenas se conoció la dupla “lío”. Apuestan a una caída importante en las encuestas.
Por otra parte, seguirán con atención si Méndez, postulante por Movimiento ADN, logra sostenerse con la misma impronta en el mes de campaña que resta. En ése contexto, el objetivo es subir al menos al tercer nivel. Sucede que el periodista que cobró notoriedad con sus cámaras ocultas y denuncias se mantiene en el tercer puesto, pese a la irrupción en la escena de Juez, el denunciador original.
La excusa para dinamizar la campaña de Dómina fue la presentación de los equipos técnicos y la plataforma de propuestas, cuyos ejes ya habían sido anticipados por el aspirante al principal despacho del municipio. El principal de ellos refiere al trabajo mancomunado con Schiaretti en materia de obras de infraestructura para la ciudad. El postulante, crítico número uno a la gestión de Mestre, aseguró que ajustará tuercas a los concesionarios y derogará convenios urbanísticos. Repasó cada una de las denuncias que realizó desde su banca en el Concejo Deliberante.
El candidato y su compañero de fórmula, el ministro de Trabajo Adrián Brito, no sólo contaron con las figuras más importantes del PJ local, como dijimos. Estuvieron presentes todos los funcionarios de alto rango de De la Sota y colaboradores tradicionales de Schiaretti, como para que no quedara un ápice de duda sobre el respaldo. Y en ésa línea se situaron los discursos.
“Dómina es nuestro candidato”, afirmó el gobernador electo, quien en la cocina de los acuerdos preelectorales intentó ser un nexo para el retorno de Riutort al peronismo, oportunidad desperdiciada por la concejala al negarse a participar de la interna que finalmente no ocurrió. Luego realizó un repaso de la agenda de obras que realizarían juntos. El detalle es que Schiaretti asumió la responsabilidad de lograr un intendente peronista pura cepa (según se encargó de diferenciar) para lo ciudad, como lo hiciera el día que asumió como jefe de campaña de De la Sota.
De la Sota fue el responsable del discurso de cierre. “Muchas veces nos dijeron que los mejores intendentes de la ciudad, fue mi compañero Schiaretti y yo. Vamos a trabajar para que se diga que el mejor intendente de Córdoba fue Tito Dómina”, prometió el gobernador, mientras instó a la dirigencia a trabajar sin descanso por la candidatura de Dómina, como lo hicieran para lograr el triunfo en las primarias del referente del PJ en el segundo distrito más importante del país.