Dómina busca salir del cono de sombra pos-PASO

KD9L8990El spot publicitario de Ramón Mestre, difundido en medio de la cobertura del escrutinio provisorio de las primarias abiertas, no sólo sirvió a los cordobeses para recordar que el maratónico calendario electoral de 2015 tiene varias etapas pendientes. También para reanudar la puja por el gobierno de la ciudad, cuyo atractivo logró eclipsar los párrafos dedicados a la interna abierta nacional.
Pese a que no se recomienda comparar peras con manzanas, varios de los postulantes buscaban la forma de sumarse a los resultados de las PASO. El intendente capitalino se hizo un espacio y saludó a radicales y macristas por el resultado de Cambiemos en Córdoba. Luis Juez hizo lo propio, apenas Mestre se retiró de la casa que la Ucedé presta al PRO. ¿De quién son los votos? ¿Se puede hablar de una transferencia? Enigmas de complicada resolución práctica.
Los comicios municipales cobran protagonismo otra vez. Mestre tratará de exhibir gestión, seguirá con la inauguración de obras diarias mientras observa cómo se desvanece la bomba de humo del matrimonio arreglado entre Luis Juez y Olga Riutort, según marcan algunos sondeos de opinión anteriores a las primarias, momento en el que crecían los cuestionamientos al senador por su doble candidatura.
Es probable que Juez trate de mantener la polarización que él cree que existe con Mestre. El intendente no le dará cabida, ocurriendo una situación similar con los postulantes del espectro opositor. Y aquí es donde Esteban “Tito” Dómina intentará subirse.
El candidato de Unión por Córdoba -escoltado por el ministro de Trabajo Adrián Brito- quizás sea uno de los que cultivó un perfil más bajo. El sumergimiento de lleno en la campaña municipal tuvo que solaparse con la carrera presidencial de José Manuel de la Sota que quedó clausurada ayer, al perder la interna con Sergio Massa en el marco de UNA. Los peronistas informados aseguraban que durante el mes de julio el partido debería movilizarse por y para el gobernador provincial. “Una elección por vez”, repetían dirigentes justicialistas, sin darse por aludidos cuando se les requería sobre el nivel de importancia que se le daba a la elección municipal.
La desaparición del apellido De la Sota de la cabecera de la boleta y su descenso al primer espacio de la lista de concejales no hizo más que sembrar dudas sobre el apoyo real que recibiría el concejal en uso de licencia en su intentona por llegar al Palacio 6 de Julio, esta vez no como candidato del Frente Cívico. Dirigentes no hacían más que negar la hipótesis y extramuros auguraban que Dómina tendría el protagonismo prometido.
El momento de salir del cono de sombras habría llegado. Será hoy en un plenario del PJ Capital en el hotel Quórum, en las inmediaciones del aeropuerto. Dómina aprovechará el marco para presentar sus propuestas de campaña basadas en tres ejes: plan de obras coordinado con la gestión provincial; replanteo urbanístico basado en la planificación con inclusión social; y reforma administrativa del Estado municipal.
Claro que el desarrollo de los ejes de trabajo es la excusa perfecta para formalizar el lanzamiento de una campaña que se desarrolló sólo en el ámbito territorial. Dómina será escoltado por el gobernador electo Juan Schiaretti, aunque también se gestiona la presencia de De la Sota. Si el combo doble se completa podría leerse como un indicador del tenor de la jugada por lograr ser gobierno en la ciudad, siempre refractaria al peronismo.
Independientemente del impulso que dará la estructura de UpC a la candidatura de Dómina, el aspirante municipal espera aprovechar el empujón de las primarias que permitió al justicialismo poner un cerrojo a un bastión electoral clave.