Unión por Córdoba duplicaría sus diputados y reingresaría al Senado

alfil08-09.inddEn el plano legislativo, las elecciones primarias celebradas ayer tuvieron por objetivo oficial definir los nombres de las listas que competirán para representar a los cordobeses en las dos cámaras del Congreso. Sin embargo, también funcionaron como una proyección de lo que podría ser el resultado de la primera vuelta en octubre.
Al cierre de esta edición, con el 60% escrutado, la alianza de Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), que incluye candidatos del PJ cordobés y del Frente Renovador, obtuvo un 38,94% de los votos, con una diferencia de casi cinco puntos por sobre el frente Cambiemos, que aglutina a candidatos de la Unión Cívica Radical, el PRO, la Coalición Cívica y el Frente Cívico y obtuvo el 34,07%.
Si ambas agrupaciones repitiesen sus desempeños en octubre, obtendrían cuatro diputados cada una. En el caso de UNA, se trataría de tres miembros de Unión por Córdoba (Juan Carlos Massei, Adriana Nazario y Juan Brügge) y del massista Carlos Garetto.
Los diputados de UPC se sumarían a los tres logrados en el 2013, conformando con seis diputados el mayor núcleo de representantes cordobeses. Este nutrido bloque resultaría de una alta utilidad al justicialismo cordobés, en caso de necesitar negociar su integración a la estructura nacional del PJ.
En cuanto a Cambiemos, los cuatro diputados se repartirían entre la UCR (Mario Negri y Olga Rista), el PRO (Javier Pretto) y la Coalición Cívica (Leonor Martínez Villada). Así, el radicalismo mantendría su composición actual, con 5 diputados, mientras que el PRO sumaría un compañero de bloque para Héctor “La Coneja” Baldassi y los “lilitos” volverían a tener representación cordobesa. Además, el juecismo no obtendría ninguna banca y su bloque desaparecería de la Cámara Baja.
El kirchnerismo cordobés se ubicó tercero, obteniendo un 15,19% que, de repetirse en octubre, le permitiría acceder a una banca a la candidata de La Cámpora, Gabriela Estévez. Si el resultado se confirmase, significaría una merma importante para el Frente para la Victoria. Al calor del excelente desempeño electoral de la presidente Fernández de Kirchner, en el 2011 obtuvieron cuatro bancas, cuyos mandatos concluirán en diciembre. Así, de sus seis actuales diputados, el FPV mantendría solo la mitad.
De los nueve partidos y alianzas que presentaron listas de diputados, solo seis participarán de las elecciones generales que definirán la nueva composición de la Cámara. El Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), el Movimiento al Socialismo (MAS) y Unión Celeste y Blanco no superaron el piso establecido por ley del 1,5% de los votos, por lo que no podrán competir para ingresar al Congreso.

Regreso del PJ al Senado
Desde que en 2009 los cordobeses eligieron a sus actuales senadores, Unión por Córdoba se convirtió en el único oficialismo provincial que no tiene representación en la Cámara Alta del Congreso. Sin embargo, esto podría modificarse si las agrupaciones que compitieron ayer repitiesen el mismo desempeño.
Con el 39,34% de los votos, UPC se colocó a la cabecera de los resultados y podría obtener los dos senadores que se le otorgan a la mayoría, consagrando a los justicialistas Carlos Caserio y Amelia Lopez.
El segundo lugar ayer fue para la lista Cambiemos, que alcanzó el 33,38% de las preferencias. La misma está encabezada por Luis Juez, quien anunció que en la jornada de hoy renunciaría a su candidatura. De concretarse, la macrista Laura Rodríguez Machado podría acceder a la banca de la minoría en el Senado. Si se cumpliese la proyección, tanto el radicalismo como el Frente Cívico dejarían de tener senadores por Córdoba.