De la Sota ganó Córdoba y refutó los pronósticos

Por Marcos Duarte
[email protected]

sotaJosé Manuel de la Sota logró mantener el invicto que mantiene desde 1998 en su provincia, aunque Sergio Massa lograba el triunfo a nivel nacional en la primaria de UNA.
La mayoría de los observadores consideraba a Córdoba como uno de los distritos más favorables para el pre candidato del PRO. Sin embargo, la implantación territorial de Unión por Córdoba y las desavenencias internas de la triple alianza provincial parecen haber pesado en el resultado final.
El resultado provincial implicó un triunfo múltiple para los justicialistas locales. Por un lado, José Manuel de la Sota fue el candidato más votado con cerca de 40 mil votos más que Mauricio Macri, su inmediato perseguidor. Además, en la competencia con Sergio Massa logró una diferencia aplastante en Córdoba.
Considerando la disputa entre las respectivas alianzas, la alianza Unidos por una Nueva Alternativa (UNA) obtenía un 38,92% aventajando a Cambiemos que conseguía un 34,86% sumando a sus tres precandidatos presidenciales.
El primer agradecimiento fue para el gobernador electo y su compañero de fórmula. “Gracias a los cordobeses por darnos otra vez una muy buena victoria en la provincia, que reitera la línea del triunfo iniciada por Juan Schiaretti y Martín Llaryora el 5 de julio pasado” dijo De la Sota en reconocimiento al apoyo que recibió de su sucesor en la primera magistratura cordobesa.
El festejo de la dirigencia de Unión por Córdoba incluyó el reconocimiento de la victoria de su socio y adversario interno: “Quiero felicitarlo a Sergio Massa por las proyecciones. Que sepa Sergio que cuenta con nosotros para que continuemos adelante logrando que la argentina brinde una vida mejor a las mujeres y hombres del país”, dijo el gobernador dando alejando las especulaciones acerca de posibles acuerdos con el sciolismo de cara a la primera vuelta electoral.
La victoria sobre Mauricio Macri tiene su costado sorpresivo. Córdoba era considerada como una de las provincias más favorables para el precandidato del PRO. La mayoría de los observadores sostenían ayer que el último tramo de la campaña perjudicó su estrategia. La derrota y posterior polémica en las elecciones provinciales santafesinas, la apretada victoria en su propio distrito en la elección para jefe de gobierno y la implosión de la alianza Juntos por Córdoba parece haber corroído parte de su capital electoral.
De la Sota supo capitalizar en su beneficio el triunfo provincial. La estructura de Unión por Córdoba se mantuvo aceitada y leal a su referente. El próximo desafío será trasladar su potencia electoral a Sergio Massa, el ganador de la primaria de UNA.
Si logra este objetivo, el peronismo de Córdoba podría lograr revertir uno de sus principales puntos débiles: la representación parlamentaria nacional. De la Sota hizo una referencia clara, imagino un próximo gobierno con minoría parlamentaria, por lo que el bloque de Unión por Córdoba sería clave para el futuro esquema de poder nacional.