Enroque corto

De Pocho La Pantera a coqueto de Urca

cdLa política se ha encargado de sumar a personajes del deporte y el espectáculo a sus filas. Las nuevas incorporaciones que provienen del mundo de la farándula siempre acreditan un reconocimiento. Traducir su popularidad en votos es un buen recurso. Pero en ocasiones los  artistas amateurs, sea por falta de fortuna o talento, deben relegar sus aspiraciones para dedicarse a otras artes, generalmente relacionadas con su pasión. Sobre estas carreras que llegan a su fin cuando son recién embrionarias.

Periodista: Se da cuenta del flujo de artistas y deportistas que hoy se están volcando a la política.

Productor musical: La verdad es que hay muchos. Cacho Buenaventura, Teresa Parodi, y sigue la cuenta…

P.: Hay varios que tienen una trayectoria muy basta.

P.M.: Hay otros que no.

P.: Pero por lo menos son conocidos, esa es su forma de arrastrar votos.

P.M.: Le digo que hay artistas fallidos que también optaron por la política como una segunda forma de vida.

P.: ¿Quién por ejemplo?

P.M.: Marcelo Rodio.

P.: No me diga. No debe haber sido una gran carrera.

P.M.: Para nada. Un solo disco.

P.: Veo que además de tener una trayectoria saltarina por el concejo de Deliberante también tuvo un fugaz paso por la música. Lo mismo que le dura su estadía en un bloque legislativo.

P.M.: Mire. Esta es la tapa del primer y único CD que sacó durante sus años mozos en el 2002.

P.: “Cordobés y cuartetero”…  Luce parecido a Pocho La Pantera, muy diferente de su actual look símil Iván de Pineda, quizás con un poquito menos de sex appeal. 

P.M.: ¿Usted quiere decir el coquetísimo concejal de barrio Urca impostó su condición de popular?

P.: No lo sé. Lo único que le puedo decir es que en política cambio más de tres veces atuendo.

 

Pacto de no agresión

La paritaria de los choferes del transporte urbano tendrá un capítulo especial hoy, con la bajada del secretario del Interior de UTA Nacional, Jorge Kiener. Todo parece indicar que su referente local, Ricardo Salerno, tendrá la oportunidad de corregir el acuerdo salarial y engrosar en 800 pesos los haberes de sus afiliados. De no creer: ése fue el monto por el que miles de cordobeses quedaron a pie y perdieron el presentismo.

Operador sindical: No creo que haya inconvenientes. La paritaria se va a cerrar entre mañana y el lunes.

Periodista: Hay conformidad, entonces.

OS: Así es.

P: Y no habrá sanciones.

OS: Volvemos a foja cero en este tema. No puede haber despidos porque no le conviene a nadie: ni al trabajador, ni al poder político y sindical.

P: Lo dice así, tan suelto de cuerpo.

OS: Entiendo su malestar, pero un despido generaría una tremenda batahola. Nadie quiere un escándalo en medio de las elecciones.

P: Supongamos que labraron un pacto de no agresión…

OS: (Interrumpe) Así es.

P: El intendente Ramón Mestre habilitó a las empresas para que procedieran con los despidos.

OS: Es un precedente. Tomamos nota. Pero no se aplicará la amenaza en esta oportunidad.

 

Juez sin 3G

En el día de ayer, el PRO tuvo su cierre de campaña virtual. Alrededor de las 17 hs., Mauricio Macri dio la orden de largada desde su cuenta de Twitter.

La consigna que bajó el precandidato presidencial fue exhibir la adhesión a su figura posteando en todas las redes sociales bajo el hashtag #YOLOVOTOAMM. La iniciativa tuvo repercusión, incluso fue Trending Topic durante varias horas.

Desde nuestra provincia, los leales a Macri respondieron disciplinadamente. Hector Baldassi, Felipe Lábaque, Javier Pretto y demás miembros del PRO hicieron suyo el lema en sus respectivas cuentas oficiales.

Algunos juecistas como Graciela Villata también se sumaron a la movida digital del macrismo. Sin embargo, la cuenta oficial de Luis Juez, candidato a senador (renunciante) bendecido por el propio Macri, se mantuvo en un silencio total.

Algunos atribuyeron esta sonora ausencia a su nueva sociedad política con Olga Riutort. Al ex intendente no le interesa seguir explicando, con poco éxito, sus diversas tácticas según el tramo electoral del que se trate. Otros, más piadosos, atribuyeron el silencio al deficiente servicio telefónico. “Luis se quedó sin 3G”, aseguraron.

 

Cada uno en su rancho

Como todos los radicales, el dirigente que ayer conversó con el periodista en un bar de la avenida Colón está mucho más entusiasmado en la campaña municipal del 13 de septiembre que en las PASO del domingo. De todos modos, tenía algo para contarle al periodista sobre el operativo del domingo.

Periodista: ¿Conoce dónde van a esperar los resultados los candidatos a diputados nacionales de la alianza Cambiemos?

Dirigente radical: Sí.

P.: ¿Alquilarán un boliche como hizo Oscar Aguad?

D.R.: ¿Me está cargando? Ése es el estilo PRO. Se ve que creían que podían ganar y montaron un escenario para que Aguad ensaye pasitos macristas. No pudo ser.

P.: ¿Entonces?

D.R.: Somos radicales y vamos a estar en la Casa Radical. Los macristas esperarán en su sede, y los lilistas, si es que son realmente lilistas, en la suya. Después, seguramente habrá un momento en que los candidatos electos se encuentren en algún lugar, pero no haremos ningún show. En todo caso, hay que dejar que los macristas celebren el triunfo de Macri y que luego nos juntemos para festejar la victoria de los candidatos a diputados nacionales. Esto que le digo, claro, seguramente con resultados muy provisorios, porque ya sabe usted que la Justicia Electoral anticipó que no se sabrá demasiado hasta pasada la medianoche. Igual, si la diferencia es amplia en Córdoba, como creemos, podremos dar las hurras e irnos a dormir.