PRO en apuros: pocos fiscales en PASO

DYN19.JPGEn los cuartos oscuros cordobeses, las elecciones presidenciales de este año serán la segunda oportunidad en la historia del PRO en que habrá un amarillo puro al tope de una lista. La primera de ellas fue hace dos años, en la que con un correctamente celebrado desempeño, la boleta del PRO que encabezó Héctor “la Coneja” Baldassi obtuvo casi 15 puntos porcentuales, resultando electo diputado nacional.
Esta vez, será el mismísimo Mauricio Macri el que aparezca en cada cuarto de votación, compitiendo con Ernesto Sanz y Elisa Carrió por la candidatura presidencial del frente Cambiemos e intentando posicionarse para la primera vuelta de octubre, de la que estaría seguro de participar.
Las PASO son una de las dos (o eventualmente tres) elecciones que durante este año resultarán trascendentales para el partido amarillo, delineando muy probablemente su suerte para los años venideros. Sin embargo, esta primera gran batalla no encuentra a los macristas cordobeses con toda la estructura que considerarían óptima.
Algunos pueden haber confiado en que los elementos constitutivos que aportaría cada partido a la alquimia resultante de la Convención de Gualeguaychu serían un muy bien posicionado candidato por parte del PRO y un partido con amplio desarrollo territorial desde la UCR, como cuerpo y cabeza de un mismo ser.
Pero quizás obviaron recordar que, en el prime de las Primarias Abiertas, los radicales estarán corriendo en auto propio, con Ernesto Sanz como conductor a cargo. Por esta razón, los fiscales de las boinas blancas se concentrarían durante el próximo domingo en las boletas de su candidato más que en las de Macri.
Descontando la poco desarrollada estructura de fiscalización de la Coalición Cívica cordobesa, el macrismo mediterráneo cuenta con otro socio. Se trata del renunciante candidato a senador y flamante postulante a la intendencia, Luis Juez. Sin embargo, para Macri y sus operadores locales sería dificultoso confiar la fiscalización en el hombre que, desairando la apetecible senaduría que la alianza UCR-PRO le otorgó, se enfrentará por la Intendencia cordobesa al candidato que el propio macrismo ayudó a definir.
Además, el más reciente testimonio electoral del Frente Cívico consiste en el 4 por ciento que el juecismo obtuvo en noviembre del 2013. Si bien resultados electorales y encuestas (los primeros sondeos sobre la fórmula Luis Juez – Olga Riutort no serían auspiciosos) no son directamente proporcionales a la capacidad de fiscalización de un espacio político, la estructura juecista se encontraría desdibujada a los ojos del macrismo.
Por ello, el PRO hará uso en Córdoba del mismo recurso que en otros puntos del país: voluntarios que se inscribieron a través de las redes sociales y que son contactados telefónicamente por militantes amarillos. Estos “colaboradores espontáneos”, como los definen, serían otra exhibición de la nueva política que Macri pretende encarnar.
Sin embargo, los “nuevos políticos” se enfrentarán a desafíos de la política de siempre. Por un lado, desde el macrismo estarían intentando garantizar la capacitación pertinente para los voluntarios, que deberán disputar en su mayoría con experimentados militantes de otros partidos. Por otra parte, como reacción al pánico que produjo la infiltración de miembros encubiertos de otros partidos en el conurbano bonaerense, estarían intentando purgar los listados de cada seccional para evitar sorpresas en el escrutinio del domingo.
Así, en el año en que celebró las primeras internas de su historia y tendrá su debut en la arena presidencial, el PRO se vuelve a encontrar este domingo con el desafío de continuar convirtiéndose en un verdadero partido.

La Coneja, ¿en su madriguera de invierno?

Uno de los datos que por estos días se comentan en círculos amarillos (y de otros colores) tiene que ver con Héctor “La Coneja” Baldassi. Más específicamente, con un supuesto alejamiento de la escena pública del diputado y excandidato a vicegobernador macrista. Sucede que, desde que finalizó la campaña provincial, La Coneja se habría retirado de las actividades de campañas del PRO. Con la militancia de cara a las PASO en plena efervescencia y la campaña municipal en ciernes, sobran las oportunidades en las que el único miembro del partido que ostenta una responsabilidad institucional podría colaborar.
Desde el partido macrista, se especula con una supuesta relación forjada por el diputado con los dos extrapartidarios con los que más compartió durante la campaña por la gobernación: el radical Oscar Aguad y Luis Juez. Las dificultades que cada uno de ellos ha tenido durante las últimas semanas con el espacio de la alianza UCR-PRO podrían esconder la explicación a la comentada ausencia de Baldassi.