De la Sota contra todos en sprint final

Por Marcos Duarte
[email protected]

p09-1José Manuel De la Sota puso un pie en el acelerador a menos de una semana de las PASO en las que se enfrentará a Sergio Massa por la candidatura presidencial de UNA. Profundizó sus críticas al kirchnerismo y al macrismo buscando un lugar en el podio del primer prime de la carrera presidencial.
“Enfrentamos el aparato de la corrupción kirchnerista, y al aparato de los ricos, que apoyan a Mauricio Macri”, sostuvo tajante el cordobés en Rosario, donde realizó una recorrida por distintos barrios de la ciudad, junto a su precandidata a vicepresidente, la bonaerense Claudia Rucci.
Durante la visita, De la Sota hizo hincapié en uno de sus puntos preferidos: la relación entre el gobierno nacional y las autonomías provinciales. Prometió que será “un presidente para todos los argentinos, que gobierne junto a los socialista de Santa Fe, los radicales de Mendoza, los del PRO de Capital, y los peronistas de Salta”.
En la misma línea cargó contra los gobernadores que solo son “adulones que se sientan a aplaudir al mandatario de turno”. Este mensaje dirigido al kirchnerismo es, al mismo tiempo, una respuesta a los spots que Daniel Scioli viene dedicando a Córdoba y, en particular, al gobernador electo Juan Schiaretti.
La estrategia del candidato del FPV busca “tranquilizar” al electorado cordobés comprometiéndose a trabajar conjuntamente con las autoridades provinciales. De esta manera, intentan captar parte del electorado peronista local, hoy hegemonizado por Unión por Córdoba, trascendiendo el espacio electoral del kirchnerismo duro. El contra ataque de De la Sota tiene que ver con neutralizar este movimiento sciolista.
Luego de caracterizar al gobernador bonaerense como la continuidad devaluada del gobierno de Cristina Kirchner, focalizó sus críticas en Mauricio Macri. Una vez más, insistió en pronosticar un “ajuste neoliberal” en caso de triunfar el candidato del PRO.
En La Rioja, segunda parada del raid que viene realizando el cordobés, imputó a Macri robarle una de sus propuestas principales. “La gente sabe que yo fui el primero en hablar de quitar los fueros, y saben que puedo hacerlo porque soy un gobernador sin fueros desde hace 14 años” precisó De la Sota. El jefe de gobierno porteño declaró en las últimas horas que apoyaba la idea de renunciar a las inmunidades.
Luego volvió a cargar contra el gobierno nacional por las últimas denuncias de corrupción que lo afectan. Lo hizo recordando las palabras de Juan Domingo Perón, quien decía que “el pescado se pudre por la cabeza”, para luego asegurar: “Voy a ser el primer presidente argentino sin fueros, porque la ejemplaridad tiene que venir de arriba. Quiero gobernar sólo cuatro años y luego poder caminar por la calle con la frente alta, entre la gente, como lo hacen otros mandatarios de la región, como José “Pepe” Mujica, en Uruguay, o Ricardo Lagos, en Chile”. Sin eufemismos, dijo que Scioli representa “el aparato de la corrupción kirchnerista”.
El precandidato a presidente por UNA sostuvo que “si me imputan un delito, tengo que buscarme un abogado como cualquier ciudadano. Y está muy bien que así sea. Y así será cuando sea presidente, para mí y para todos los funcionarios de mi gobierno. No habrá rincón para que se escondan quienes estén acusados de corrupción”.
Además, De la Sota insistió con la realización de los debates que se habían acordado con Sergio Massa al momento de firmar el pacto que derivó en la construcción de la coalición UNA. De los tres acordados, solo se realizó uno y el tigrense no parece muy entusiasmado con concretar los dos encuentros restantes.