Frente fiscal en las provincias también empeora

p16-1El gasto público no sólo crece por encima de los ingresos a nivel nacional. También las provincias muestran un deterioro de su situación fiscal en lo que va del año, aunque en la mayoría de los casos es menos pronunciado que en la administración central.
Según un informe de la consultora Noanomics, dirigida por Félix Piacentini, en base a los datos de 16 jurisdicciones, incluyendo todas las grandes, se comprueba esa situación de empeoramiento del frente fiscal durante el primer trimestre de este año en comparación al mismo período del año pasado, reduciéndose el superávit consolidado desde $ 17.884 millones a $ 11.519 millones, lo que implica una disminución nominal del 36%.
Por provincia, al primer trimestre del año pasado sólo presentaban déficits en sus cuentas dos, pero este año ya son tres las que arrojan resultados negativos: Buenos Aires, Jujuy, y Neuquén. En el caso de la norteña, agudizó sus números negativos hasta los $236 millones, mientras que Buenos Aires pasó de un superávit de $ 6.093 millones a un déficit de $-2.090 millones y Neuquén hizo lo propio desde $ 546 millones positivos a $ 255 millones negativos.
La peor situación fiscal consolidada de las provincias para el primer trimestre se explica por gastos totales creciendo por encima de los ingresos totales. Aunque esta dinámica es típica de un año electoral la brecha entre el crecimiento de gastos a ingresos es considerable, de diez puntos porcentuales.
Las erogaciones se expanden al 41% y los ingresos al 31% internanual. Esta brecha contrasta con la que se percibía en el primer trimestre del año pasado, seis puntos porcentuales pero a favor de las entradas (43% versus gastos al 37%). La comparación también es peor si se la hace con el último año electoral, el 2013, cuando la recaudación crecía por arriba de los gastos (36% versus 29%).
Neuquén fue el distrito que más expandió el gasto público del primer trimestre, hasta un 57%.En el ranking le siguen Río Negro y Mendoza, con un 52 y 50 por ciento, respectivamente. Completan las provincias cuyo aumento del gasto supera al de la Nación: Chaco (47%), Buenos Aires (47%) y Tucumán (44%). Por su importancia en los gastos corrientes, es el destinado a personal el que más impulsa la expansión total.
A diferencia de lo que ocurrió en el último año electoral, el 2013, las provincias no han podido evitar en lo que va del año sucumbir a la tentación de aumentar significativamente el gasto público con motivos electorales.
Para Piacentini la explicación deba hallarse en que en este año hay más en juego que en las legislativas de 2013, incluyendo algunas reelecciones o “sucesiones”, además de un Gobierno nacional que ayuda a “aliados” y quiere evitar a toda costa irse en el medio de una recesión basando sus políticas de reactivación en acelerar el consumo y ampliar la obra pública.
En este sentido las provincias abandonaron la prudencia fiscal que las caracterizó el año pasado, aunque la mayoría sigue siendo más fiscalmente responsable que la propia Nación. Respecto de lo que resta del año, Piacentini señala que quizás sólo las provincias en las que las elecciones ya se concretaron puedan escapar a esta tendencia. En cualquier caso todo indica que, tanto a nivel nacional como de provincias, 2015 será recordado “como el año del gasto público”.

Córdoba entre las superavitarias

Del análisis de Noanomics se desprende que hay 13 distritos superavitarios. Entre ellos, la mejor performance la consiguen Santiago del Estero y Río Negro con ratios de superávit a ingresos totales del 27 y 25 por ciento, respectivamente. Ambas recibieron entradas extraordinarias durante el primer trimestre que explican la mejora. Santiago por transferencias de capital y Río Negro, por regalías.
Capital Federal, San Juan y Chaco presentan ratios del 24, 22 y 18 por ciento y un escalón más abajo aparece Mendoza con el 12%. En otro rango aparece el pelotón conformado por Entre Ríos (9%), Córdoba (8%), Tucumán (8%), Formosa (7%), Catamarca (5%), Salta (4%).
Casi en el límite cierra el listado de provincias superavitarias Santa Fe con un cociente superávit/ingresos totales del 0,2%.
Además de las deficitarias, la mayoría empeora su situación fiscal de acuerdo a este indicador y registra un cociente menor que en el primer trimestre de 2014 (aunque siempre positivo). Este es el caso Capital, San Juan, Mendoza, Córdoba, Tucumán, Formosa, Catamarca y Salta. Es decir que sólo cinco presentan mejoras con relación al año pasado en cuanto al tamaño relativo de sus superávits.