Enroque corto

Abrazo de oso

2015-07-13_SALERNO_DOMINALa elección municipal ya levanta polvareda. No sólo por las caminatas de los candidatos por los barrios de la ciudad para juntar votos; sino también porque son febriles los contactos ante el inminente vencimiento del plazo para la inscripción de las alianzas.

Y en este marco, el oficialismo es el que tiene mayores presiones, que exceden la necesidad que el vecino refrende la gestión con el sufragio. Los gremios aprovechan el desenlace de su administración para acumular presión y exigir la aprobación de asuntos postergados, precisamente por el costo político. El Suoem, por ejemplo, avanza por la efectivización de los contratados. La UTA hizo su aparición ayer con un paro cuyo pretexto fue el aporte impago por obra social de algunos choferes.

El periodista se comunicó con un alto mando del gremio de los choferes porque sentía un aroma a jugarreta política.

Dirigente sindical: (Atajándose) Para que me pide explicaciones si va a terminar concluyendo que toda embestida gremial es por la interna de UTA.

Periodista: Un poco y un poco. Le agregaría a la mezcla, esta vez, la oportunidad que les abre la elección municipal.

D.S.: Es verdad que la gestión está un poco más sensible y dispuesta a resolver los conflictos rapidito. Pero nada que ver. Nosotros paramos porque vemos vulnerados los derechos de nuestros afiliados…

P.: (Interrumpe) Pero ya han comenzado a tallar en la elección municipal. Y según me comentaron, Ramón Mestre no es santo de devoción de Ricardo Salerno.

D.S.: El jefe de la UTA es peronista.

P.: Lo sé. Por eso le pregunto. ¿Orgánico?

D.S.: Usted quiere saber si prefiere a Esteban Dómina a Olga Riutort. Claro que al primero.

P.: Tener el apoyo de la UTA es pan para hoy y hambre para mañana.

D.S.: Yo no dije apoyo. Sólo afinidad.

P.: Si la idea es desgastar a Mestre, Dómina seguro que leerá la modalidad de “apoyo”, o utilice el eufemismo que quiera, como una pésima noticia.

García por la propia

El periodista encontró al Compañero Socialista en un bar cercano a su histórica sede de la calle Chaco. Compartieron un café y algunas novedades sobre la elección municipal.

Periodista: ¿Cómo anda amigo?

Compañero Socialista: Acá andamos, no salimos de una que ya entramos en otra.

P.: ¿Municipales?

C.S.: Y PASO para diputados nacionales. Casi al mismo tiempo.

P.: Es verdad. Tienen unos meses agitados.

C.S.: Así es. Somos, junto con el FIT, los únicos que competimos en las primarias.

P.: Cierto ¿Y como viene lo de la elección local?

C.S.: Algo vamos a hacer. Estamos discutiendo.

P.: Vi que un dirigente socialista ya tomó posición.

C.S.: Se refiere a nuestro ex secretario general Eduardo García.

P.: Así es. Figura entre los apoyos del novel candidato Tomás Méndez.

C.S.: Me viene bien este café para aclarar. Eduardo es amigo de Tomás y esa es una decisión personal. No compromete al partido.

P.: Anotado. Eso quiere decir que el socialismo irá con otro candidato.

C.S.: Así es.

P.: ¿Propio?

C.S.: Todavía no sabemos. Lo discutiremos con nuestros aliados.

P.: El GEN y Libres del Sur.

C.S.: Exacto. En medio de nuestra interna nos vamos a tener que poner de acuerdo en eso.

P.: Muy maduro de su parte.

C.S.: Gracias. Apenas nos pongamos de acuerdo le aviso.

P.: Espero los datos.

 

De Loredo de campaña telefónica

Al cierre de la edición, mientras miraba atentamente los Juegos Panamericanos, el periodista atendió una llamada en el teléfono fijo de la redacción. El hombre de la prensa pensaba que los sondeos telefónicos habían entrado en un período de stand by luego de las elecciones provinciales. Pero se equivocó.

De otro lado del tubo, la voz de Rodrigo De Loredo, el contrincante de Ramón Mestre en la próxima interna radical por la Intendencia, lo invitaba a “acompañarlo” en las urnas este domingo para acompañar su sueño de llegar al Palacio 6 de Julio. Hasta ahí el llamado era sólo anecdótico. Pero al periodista le llamó la atención el reclamo de legislador de la UCR que afirmaba que se enfrentaba contra el “aparato y la estructura”.

Las piruetas de Luis Juez

La ambivalencia de Luis Juez no debe sorprender a nadie. Y no lo hace. Pero los radicales, algunos al menos, se preguntan cómo diablos encararán las sucesivas campañas electorales, en relación con el juecismo. Uno de ellos lo analizaba así con el periodista, en la fría mañana de ayer.

Radical: Luis Juez va a seguir siendo un problema.

Periodista: Siempre lo es. Pero, ¿usted por qué lo dice?

R.: Por las campañas electorales sucesivas y, también, superpuestas, que vamos a tener que enfrentar.

P.: Por ejemplo, las PASO y las municipales.

R.: Claro. Las PASO son el 9 de agosto y las municipales el 13 de septiembre. La campaña de las PASO será breve, pero sin dudas que habrá de superponerse con las municipales.

P.: Por supuesto, Y Luis Juez…

R.: Juez trabajará en contra de Ramón Mestre, y se imagina que lo hará con toda la violencia verbal de la que él es capaz.

P.: Puedo imaginarlo.

R.: Y al mismo tiempo que trabajará en contra del candidato del radicalismo, esperará que la UCR lo apoye en su candidatura a senador nacional, ya que va en la alianza que lleva a Mario Negri como candidato a diputado nacional.

P.: Él le va a encontrar la vuelta a su discurso…

R.: A ver qué hacemos nosotros.