¿Cómo cerraron las patagónicas?

Urnas_elecciones_2007_2Como en el resto del país, en las provincias más australes cerraron las candidaturas a los cargos nacionales, con más de una sorpresa. Mientras tanto, Río Negro y Tierra del fuego ya eligieron autoridades y en Chubut, el ex gobernador Mario Das Neves rompió su preacuerdo con el Gobierno Nacional para competir con la boleta de Daniel Scioli.
La gran novedad en las provincias patagónicas, sin dudas, es la candidatura a diputado nacional por parte de Máximo Kirchner, hijo del matrimonio presidencial. A contramano de lo que se especulaba, el líder de La Cámpora no iniciará su carrera en la provincia de Buenos Aires sino en Santa Cruz, la provincia en la que nació y donde dieron sus primeros pasos en la política tanto Cristina Fernández como Néstor Kirchner.
Al encabezar la lista, ya tiene un lugar asegurado en el Congreso. Si la ministra de Desarrollo Social y hermana de ex presidente, Alicia Kirchner, compite por la gobernación, la boleta del FpV en Santa Cruz el 25 de octubre podría tener dos veces el apellido Kirchner.
En la alianza de la UCR con otros partidos, bajo el Frente Unión para Vivir Mejor, que lleva a Eduardo Costa como candidato a gobernador, ocupará el primer lugar el ex intendente radical de Río Gallegos, Héctor Roquel.
En tanto, en Chubut, luego de que se rompiera el preacuerdo entre el Gobierno Nacional y el ex gobernador de Chubut, Mario Das Neves, para que el candidato de Chubut Somos Todos llevara la boleta de Daniel Scioli, cada partido presentó sus candidaturas. El gobernador chubutense de FpV, Martín Buzzi, se presentará para la reelección acompañado de Juan Garitano, actual ministro coordinador del gabinete provincial, con el actual diputado nacional Mario Pais y la ex diputada Nancy González como candidatos a senadores y Santiago Igon como primer candidato a diputado nacional.
Por su parte, Mario Das Neves, confirmó su candidatura y la de sus aspirantes a senadores Alfredo Luenzo y Graciela Di Perna, y a Jorge Taboada, sindicalista de Camioneros, como primer candidato a diputado nacional.
En Río Negro, la novedad está en la reelección del gobernador Alberto Weretilneck. Finalmente, tras un triunfo por un amplio margen, el actual mandatario continuará por cuatro años más. Las cuatro razones que explican el triunfo, según la politóloga María Esperanza Casullo, fueron “el saneamiento financiero de la gestión sobre todo por una mayor entrada de regalías petroleras, el factor territorial, el ‘incumbency advantage’, que favorece a los ejecutivos provinciales que cuentan con recursos para distribuir y la activación del clivaje provincia-Nación a partir de la decisión del Poder Ejecutivo de no refinanciar la deuda de Río Negro y de no cumpliar con las demandas de los fruticultores del Alto Valle, lo que fue sentido en la provincia como un ‘insulto’ a la rionegridad”.
El juego de Martín Soria, hijo del ex gobernador Carlos Soria, tampoco quedó muy claro después de conocidos los resultados. “Si bien todavía no hubo manifestaciones al respecto, con el triunfo de Soria en las municipal con un 72% dentro del PJ se posiciona como una de las figuras que liderará la reconstrucción luego del descalabro territorial que dejó la contienda provincial para ese partido”, remarca Daiana Neri, politóloga y docente de las Universidades de Río Negro y del Comahue. En algunos sectores del FpV rionegrino, desconfían de que el candidato del frente, Miguel Ángel Pichetto, contara con el pleno apoyo del intendente de General Roca. Por su parte, tras la derrota rotunda, Pichetto anunció que no volverá a pelear por la gobernación -para la que por “razones misteriosas”, advierte Casullo, los ciudadanos rionegrinos se niegan a darle- y dejó la puerta abierta a su retiro definitivo de la política.
Por el FpV, encabeza la lista a diputados el actual legislador provincial Martín Doñate, referente de La Cámpora, mientras que el radicalismo local cerró acuerdo con el PRO y postula para diputados nacionales a Sergio Whisky y Adriana Lueiro, dirigentes del PRO; y en tercer lugar un referente de la UCR, Nicolás Folino.
Juntos Somos Río Negro, el partido del gobernador Alberto Weretilneck, confirmó que no presentará candidatos para elecciones nacionales, ratificando el carácter de fuerza netamente provincial que había mostrado en las elecciones a la gobernación.
En Tierra del Fuego, a contramano de lo que viene sucediendo en la mayoría de las provincias (con excepción también de Mendoza), el ”incumbency advantage” del que gozan los oficialismos no se tradujo en un triunfo del Partido Social Patagónico, de la actual gobernadora Fabiana Ríos. “Las fuerzas políticas fueguinas tienen una gran dificultad para transformarse en partidos provinciales dominantes. Los gobernadores fueguinos deben enfrentarse a tres factores que dificultan su hegemonía: han sido elegidos con ajustadas mayorías electorales, ningún gobernador ha tenido nunca mayoría propia en la legislatura provincial y la provincia tiene un alto nivel de tensiones y demandas sociales”, señala Casullo. “Si a esto se suma la fragmentación partidaria en la Legislatura, los conflictos territoriales y la personalización de la política es natural el rápido desgaste de los ejecutivos”, concluye.
En tanto, para renovar las tres bancas de la Cámara Baja que se ponen en juego en octubre, el FpV presentará como primer candidato al actual titular del ANSES en Ushuaia, Matías Rodríguez, el frente Cambiemos tendrá tres listas -una encabezada por el radical Juan Felipe Rodríguez, otra por el macrista Gastón Roma y la tercera, por Osvaldo Romero-: y el Frente Renovador intentará renovar el mandato del diputado Rubén Darío Sciutto.
Por último, en Neuquén, el ex candidato a gobernador Ramón Rioseco encabezará la lista del FpV, mientras que la coalición entre la UCR, el PRO y Nuevo Compromiso Neuquino llevará al macrista Leandro López como primer candidato a diputado y el MPN dirimirá las precandidaturas en las PASO entre tres listas.
Publicado en elestadista.com.ar