El Operador

Con 120

Luciana Echavarría tiene 120. No es poco. Hay que sostener todo eso porque eso significa un gran peso sobre las espaldas políticas de cualquiera. Los electores pueden estar satisfechos: por fin una candidata tiene semejante montón para mostrar.
Es para felicitar lo del MST, esa izquierda que fue juecista, porque tiene vocación real de poder y porque 120 propuestas concretas para exhibir en un tiempo electoral raquítico en ideas pueden hacer la diferencia.
Informamos por lo tanto que Echevarría, aspirante a una banca en la Legisladora presentó recientemente la web de propuestas de su campaña en un bar céntrico y dijo: “En una campaña sin política y mucho marketing, presentamos 120 propuestas para los principales problemas de los cordobeses.
“Estas propuestas son producto del trabajo de meses de nuestros equipos técnicos. Han sido elaboradas por trabajadores y profesionales y estamos dispuestos a debatirlas con el resto de los candidatos. La posibilidad de debatir política en nuestra sociedad no es un hecho menor, fue conquistada a la dictadura militar. Por eso nos parece tan lamentable las posiciones de Schiaretti y Aguad que le niegan ese derecho a millones de cordobeses”.
Las propuestas han sido divididas en 12 ejes: Socioambiental, privilegios, género, trabajo, educación, salud, vivienda, juventud, democracia real, economía, seguridad y cultura.
Las 120 de Echavarría están en el sitio www.mstcordoba.com.ar. No se las pierda.

Mac Allister le tira un centro a Baldassi

2015-06-18_MACALLISTER_BALDASI¡Redes sociales! ¡Redes sociales! ¡Redes sociales! Con esa arenga, el dirigente del PRO alentaba a sus militantes. Muchos se tomaron a pecho el coaching amarillo, entre ellos el “Colorado” Carlos  Mac Allister. En su afán de colaborar con la campaña de Córdoba, el pampeano ex Boca publicó un anuncio en facebook alentando la candidatura de Oscar Aguad y Héctor Baldassi. Rápido, como desbordando por el lateral, el “Colorado” le tiró un centro a la “Coneja”

Gauchos

Qué bueno. Fiesta de la democracia. Vienen las elecciones. Disfrutamos no solo de votar, sino de ver a los representantes con buen semblante, alegres, compasivos y amigos. Los ciudadanos aprovechan la cercanía, el calor de la representación política.
Una figura muy curiosa que Sarmiento probablemente destacaría en una versión moderna del Facundo, sería por ejemplo la del gaucho cortador de cintas. Existente, claro, en todos los niveles del Estado. Preparándose para la guerra simbólica (por suerte no son más con facón y tiros de balloneta) que significan las elecciones, los gauchos cortadores de cinta, asisten a todas y cada una de las cosas nuevas que sus empleados hacen para la gente. No solo las mayúsculas, sino las minúsculas, las de rutina. La gente los ve, los aplaude y ellos, manos de tijera, sácate, cortan y cortan. Sonríen cosechando adhesiones. Ellos gobiernan y al gobernar, inauguran. No así el gaucho prometedor, que justamente promete, porque no gobierna.
Acá los hay de los diferentes tipos. Los reconocerá fácilmente. Uno de la categoría cortador de cintas es el intendente, que afiló el metal en mano y sale día a día a reafirman tal categoría. Fíjese. Dice la gacetilla: “Ramón Mestre suma más obras en el sur de la ciudad y este jueves inauguró el cruce de Baigorría – Cruz Roja y Río Negro, ofreciendo soluciones a un problema de circulación vial de más de 40 años y optimizando la conectividad de múltiples barrios. El nuevo paso por las vías del tren cuenta con barreras automatizadas, tal cual lo exigió Ferrocarriles Argentinos, lo cual garantiza mayor seguridad para automovilistas y peatones. La conexión de Río Negro con cruce sobre Baigorrría, mejora el enlace del centro el sur. Baigorria, que es la continuación de avenida Cruz Roja, cuenta con una rotonda de 30 metros de diámetro interno”. El Operador cumple su rol. El municipio también.

Scioli a toda máquina

ScioliFVarela02Confiado con el respaldo que consiguió con la incorporación de Carlos “Chino” Zannini, Daniel Scioli ensaya sus primeros discursos de cara a las PASO. “A toda máquina”, con esos términos ferroviarios describió un irónico funcionario sciolista el acto que protagonizó ayer el gobernador bonaerense
En Florencio Varela, ¿casualmente? la localidad homónima a su exadversario interno, Scioli discursó con la casaca de candidato que sabe – valga la redundancia- pasa las PASO. En su primer acto como precandidato lució emocionado, como si no supiera que el plus de Zannini bajaba automáticamente del tren de los presidenciales a Randazzo. Una revancha lógica luego de tanto castigo del Ministro del Interior.
“Este es un momento muy especial de mi vida y de mi carrera política, he luchado mucho, con mucha coherencia, con perseverancia, con tenacidad, con mucho sentido de la ética y la responsabilidad y con mucha gratitud porque en la vida es de bien nacido ser agradecido, y soy muy agradecido a Néstor y Cristina y al pueblo de la Provincia, y a la expectativa que hay de los argentinos, del trabajo que podamos hacer adelante”, remarcó ante la ovación de una multitud el gobernador bonaerense.