Debate De la Sota-Massa atornilla Pacto de Palermo

Por Juan Pablo Carranza
jpcarranza@diarioalfil.com.ar

0 ilustra a duelo de la sota y massa[dc]F[/dc]inalmente José Manuel de la Sota beberá de la necesidad de Sergio Massa de mantener vigente su aspiración presidencial. Con una semana de retraso, y luego de la crisis que sufrió el tigrense, ambos candidatos debatirán hoy en televisión por cable en horario central.
La confirmación del encuentro arroja cierta certeza sobre las versiones que indicaban que el diputado nacional del Frente Renovador podría bajarse antes de que finalmente se inscriban las candidaturas en la Justicia Electoral Nacional.
Luego de los temblores que afectaron al frente UNA (Unidos por una Nueva Alternativa), el debate ajusta el Pacto de Palermo, aquella reunión en la que Massa y De la Sota sellaron por primera vez su voluntad de compartir las PASO.
Pero la hemorragia de dirigentes que sufrió en las últimas semanas obligó a Massa a replantear su estrategia. La fuga de 9 mini gobernadores del conourbano bonaerense -incluido uno de sus alfiles más preciados, el exintendente de Almirante Brown Darío Guitozzi- sacudió su precandidatura presidencial.
La repatriación exprés que logró el kirchnerismo en menos de 15 días de los dirigentes massistas hizo el líder del Frente Renovador hasta barajara la alternativa de bajarse a la Provincia para competir en una interna contra la candidata del PRO, María Eugenia Vidal.
El diputado nacional intentó por todos los medios convencer a Mauricio Macri para conformar un mega frente opositor y competir en las PASO. La negativa fue rotunda. El ala política del PRO, encabezada por Jaime Durán Barba prefirió el purismo amarillo al armado sui generis para enfrentar al kirchnerismo que pregonaba el massismo y sector político del macrismo.
A pesar de los sucesivos gestos, Massa se fue con las manos vacías de la casa de Francisco De Narváez luego del encuentro con Macri y Duran Barba. Y se vio obligado a retomar su pan inicial, competir en una elección interna contra De la Sota.
El miércoles pasado, cuando corrían versiones de que bajaría su precandidatura, Massa ratificó su aspiración presidencial desde el Museo de Arte de Tigre. En un breve discurso de poco más de 6 minutos, anunció que mantenía su candidatura para las PASO sin nombrar a su socio-adversario De la Sota. Y el fallido debate se convirtió en una entrevista exclusiva del canal TN.
La incertidumbre por la decisión de Massa motivó cierta inquietud del gobernador, que aprovechó la postergación de la cita retórica para repréndelo al tiempo que buscaba contenerlo.
Un nuevo compás de espera se abrió a partir del miércoles pasado. Las especulaciones se sucedían en todos los ámbitos. Luego de la presentación de las alianzas, restaban 10 días para la inscripción de los candidatos. Hoy solamente cuatro.
La confirmación del debate viene atornillar la sociedad Massa-De la Sota, dejándole no más salida al frente que mantenerse en la carrera por la Casa Rosada. Para el diputado volverse a mostrar dubitativo, a sólo unos días de cristalizarse su candidatura y luego de la exposición televisiva de hoy, sería una desprolijidad. Bajar su aspiración y buscar la Gobernación de la provincia de Buenos Aires incluso pondría en jugo su condición de poder en el archipiélago tigrense. Hay que ver cómo decanta el anuncio de Daniel Scioli de llevar como compañero de fórmula a Carlos “Chino” Zaninni.
Consciente de que las encuestas lo señalan como el último en el podio en las presidenciales, Massa busca exhibir su candidatura mediáticamente para romper con la polarización entre Scioli y Macri, que siguen los más estrictos manuales del pragmatismo político y eluden los debates.
De la Sota se beneficia con este juego. La necesidad del tigrense derrama sobre la intención presidencial del gobernador que bebe de la misma exposición mediática.
El debate de hoy se presenta como moderado. Aunque De la Sota anticipó que “no se tirarán flores”. Posiblemente por ser el primero, y porque aún cabe la posibilidad de que Massa se retire de la disputa electoral, este primer enfrentamiento verbal –se prevén dos más- no tenga mayores sobresaltos.
Massa sabe que se enfrenta a uno de los políticos con mayor experiencia retorica. Debatirá con un polemista de varias batallas, el único de los políticos que sigue vigente desde el retorno de la Democracia. Por eso practicó ayer con uno de sus dirigentes más allegados, el intendente de Junín, Mario Meoni.
Mientras tanto, los alfiles de Massa y De la Sota se encuentran en Buenos Aires afinado el lápiz para confeccionar las listas de diputados y senadores nacionales. La intención es lograr una nómina única para todos los distritos. La cuestión Córdoba tiene un apartado: la situación de Olga Riutort. Los delasotistas paladar negro aspiran a que no haya consideraciones en la boleta para la actual candidata a intendente por la Capital del massismo.