Lo único seguro en Santa Fe: ganó Miguel

cuadro santa feE[/c]l Frente Progresista, Cívico y Social derrotaba al PRO en las elecciones provinciales de la provincia de Santa Fe por una diferencia mínima. De esta manera, la alianza socialista-radical revertía el resultado de las PASO que había arrojado una ventaja para el macrismo.
En las PASO, Miguel del Sel le sacó 156 mil votos a Lifschitz, sin embargo si se suma al radical Mario Barletta ,que compitió internamente con el socialista, el Frente Progresista quedó a menos de 3 mil votos en esos comicios realizados en el mes de abril.
El esquema de paridad parece no haberse modificado. Tanto desde el bunker frentista como desde el macrista se hicieron sendas conferencias de prensa pronosticando resultados favorables. Sin embargo, el escrutinio no arrojaba datos concluyentes.
El Frente Progresista si confirmaba su predominio a nivel municipal en las principales ciudades. En la capital provincial, el radical José Corral ganaba por una diferencia considerable convirtiéndose en el primer intendente reelecto en la historia de esa ciudad. En Rosario, la socialista Mónica Fein se imponía por una diferencia acotada sobre la candidata del PRO, Anita Martínez.
El resultado tiene un fuerte impacto nacional. Si se confirmara la victoria de Lifchitz, el macrismo sufriría el fracaso de la única estrategia provincial con candidatos propios fuera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La presencia del propio Mauricio Macri, acompañado de los principales dirigentes del PRO, prueba la importancia que tiene para sus aspiraciones presidenciales un triunfo de Del Sel.
Por el lado socialista, un triunfo le permitiría mantener su único bastión. De todas maneras, los observadores pronosticaban una dependencia creciente de sus aliados radicales y aristas, ya que sin su apoyo el resultado hubiera sido diferente. Así lo reconoció la intendenta reelecta de Rosario quien tuvo un gesto de reconocimiento hacia Pablo Javkin, referente de la Coalición Cívica y rival interno en las primarias de abril.
En este sentido, la semana pasada se inscribió la alianza radical-socialista-lilista para los cargos nacionales sin adherir a ningún candidato presidencial. Esto reveló que los partidos miembros privilegiaron la estrategia provincial sobre los alineamientos nacionales, decisión necesaria para mantener la unidad del Frente.
En el tramo de diputados provinciales, la lista encabezada por el actual gobernador Antonio Bonfatti lograba un comodo triunfo por sobre el FPV mientras el PRO se ubicaba en tercer lugar. En el Senado provincial se esperaba una disputa reñida entre el Frente Progresista y el kirchnerismo.
Aunque el escrutinio provisorio arrojaba una luz de ventaja para el candidato frentista, no se descartaba que desde el PRO se exigiera un recuento. Lo apretado de los resultados podría derivar incluso en impugnaciones del acto electoral en el tramo de gobernador.