Superdomingo cordobés: elecciones en 88 localidades

LOS NUMEROS curvasEl proceso electoral cordobés avanza a todo vapor, con comicios locales cada fin de semana. El próximo domingo, uno de cada diez cordobeses deberá cumplir su cita con las urnas para definir la suerte del municipio o comuna donde vive.
Todos los grandes sectores de la política cordobesa estarán poniendo parte de su territorio en juego, pero es la Unión Cívica Radical la que se destaca por sobre las demás. De las diez localidades más pobladas, siete corresponden al partido centenario; además, sus socios provinciales en Juntos por Córdoba, el Frente Cívico y el Pro, jugarán de locales en una más de esas diez localidades cada uno, mientras que el vecinalismo intentará retener la restante.
Esta predominancia de territorios radicales tendría una puntual interpretación: muchos intendentes de la UCR, al dudar sobre la efectividad que la fórmula provincial de su partido tendría en la disputa por la Gobernación, habrían optado por convocar a elecciones en una fecha previa (el 14 de junio) en un intento de retener el control político de su terruño.
La predominancia de territorios administrados por el radicalismo se replica al considerar el total de localidades, donde la UCR gobierna actualmente 41 de ellas, Unión por Córdoba otras 22 y el espacio enmarcado en el kirchnerismo, solo 19.
Además de superar ampliamente a las dos versiones provinciales del peronismo cordobés (el delasotismo de UPC y kirchnerismo de Córdoba Podemos) en cantidad de localidades, la dimensión poblacional de los territorios remarca aún más la diferencia.
De la población total que vive en las 88 localidades donde se celebrarán las elecciones el próximo domingo, los radicales gobiernan hoy a un 57%, mientras que el justicialismo solo lo hace sobre menos del 15% de los mismos. Además, sumando las localidades conducidas por el Pro y el Frente Cívico, la cantidad de habitantes que viven bajo uno de los partidos de Juntos por Córdoba asciende al 72%.
Además de las razones que esgrimirían desde el sector rojo y blanco, el justicialismo ha “guardado” sus intendencias y comunas para el próximo 5 de julio, cuando se elija al sucesor de José Manuel De la Sota. Los intendentes de Unión por Córdoba apuestan a que la presencia de candidatos locales competitivos en la misma línea de la boleta única ayude a potencias las chances de Juan Schiaretti y Martín Llaryora de gobernar la provincia.
Con los resultados de este domingo, quedarán definidos los gobiernos del 20% de las localidades cordobesas, y las 3 principales competidores por la Gobernación intentarán acumular victorias que les permitan instalar una “sensación de triunfo” en el escenario provincial.

Macrismo en peligro, en la más poblada
La localidad con más habitantes de las que votarán este domingo será Jesús María, donde la disputa se definirá entre los miembros de Juntos por Córdoba. El actual intendente, Gabriel Frizza, quien en su origen militó en el radicalismo y luego formó parte de las huestes de Luis Juez en el Frente Cívico, hoy se enrola en el Pro y, de hecho, se lo consigna como el primer intendente macrista de la provincia. El domingo, deberá enfrentarse al radical Luis Picat, en una jornada que se pronostica con final abierto.