Se sintieron las secuelas del paro de transporte

paro-general-los-servici_416108La CGT Azopardo que encabeza el camionero Hugo Moyano; la CGT Azul y Blanca del gastronómico Luis Barrionuevo y la CTA Autónoma, del estatal Pablo Micheli cumplían desde la medianoche de ayer un paro nacional de 24 horas, lo que afectó al transporte terrestre, marítimo y aéreo porque adhirieron al paro los trabajadores nucleados en ATE. Adrián Capomasi, delegado del Servicio de Control Aéreo del Aeropuerto Córdoba indicó: “Los servicios de vuelos están paralizados desde las 00:00. No hay despegues en ningún lugar del país”. Tampoco hubo transporte de combustibles, caudales ni distribución de alimentos por las adhesiones de camioneros. El eje del reclamo fue la modificación del esquema del Impuesto a las Ganancias. Las centrales obreras reclaman “paritarias libres, un aumento de emergencia a los jubilados y medidas contra la inflación y la inseguridad”.
Julio Díaz, vocero de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), manifestó que fue un paro total, con un 100% de acatamiento de la medida, a raíz del reclamo por las paritarias, el impuesto a las ganancias y el 82% móvil a los jubilados. “Sabemos del perjuicio que es para todos los usuarios y el trabajador común, nosotros tenemos familiares que usan el servicio, hijos que tienen que ir a la escuela. La única herramienta que tiene el trabajador es la medida de fuerza” aseguró el portavoz de la UTA. Y recordó que “año tras año venimos perdiendo en las paritarias con respecto a la inflación”. Los trabajadores afiliados a UTA, con la nueva paritaria van a quedar en un 80 o 90% afectados por el impuesto a las ganancias, explicó. Por último, reclamó que las paritarias no son libres porque el gobierno nacional puso un techo del 33%. Tampoco funcionó el servicio de transporte interurbano ya que AOITA también se sumó a la protesta. No suficiente, los choferes del transporte interurbano tampoco trabajarán el día de hoy, como medida de fuerza ante la dilación en las paritarias. Siguiendo con el transporte, si bien el Sindicato de Peones de Taxis se sumó a la medida de fuerza, en las calles de la ciudad circularon varios taxis, remises y autos particulares, varias de las alternativas que surgieron para llegar a los respectivos lugares de trabajo.
El gremio de recolección de residuos (SURRBaC), conducido por el kirchnerista Mauricio Saillén adhirió a la huelga. No hubo recolección de residuos ni barrido durante todo el día de ayer (turno diurno desde las 6 y nocturno desde las 20), por lo que Lusa y Cotreco solicitaron a los vecinos de Córdoba no sacar la basura hasta hoy día miércoles. El también kirchnerista Rubén Daniele, del poderoso Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) también se sumó a la huelga contra el pago de Ganancias. En diálogo con medios radiofónicos, Damián Bizzi, secretario de prensa del SUOEM explicó que por la adhesión al paro de los trabajadores municipales algunas reparticiones están cerradas. Bizzi señaló que la decisión fue resuelta por el cuerpo de delegados, teniendo como premisa exclusiva el rechazo al cobro del impuesto a las ganancias a los trabajadores. Y aclaró que en este caso no plantean el rechazo a la ley 10.078 que difiere el pago por seis meses a los jubilados, ya que esto ocurre solo en la provincia de Córdoba y la convocatoria de este paro es a nivel nacional.
El Sindicato de Luz y Fuerza de la provincia de Córdoba se sumó al paro nacional. Según precisó su secretario, Gabriel Suárez, “no habrá afectación del servicio, se prestarán guardias mínimas pero sin atención al público”. También los trabajadores de la empresa provincial de energía eléctrica de Córdoba (Epec) se sumaron a la medida de fuerza.
Los empleados bancarios trabajaron normalmente según indicó el titular de la Asociación Bancaria de Córdoba, Raúl Ferro, ya que acordaron recientemente paritarias. En los comercios la actividad fue normal.
En cuanto a las escuelas, en muchos establecimientos públicos y privados le informaron a los alumnos que estaban abiertos, aunque no ponían ausente justificado a quienes no puedan asistir por el paro de micros, ya que el gremio docente (UEPC) no adhirió a la protesta. En este sentido, Juan Monserrat, secretario general UEPC precisó: “Nosotros no adherimos pero entendemos que va a haber mucha dificultad, tanto para alumnos como para docentes.” El ausentismo en las escuelas públicas y privadas de Córdoba Capital rondo el 85%.
El Frente de Izquierda y agrupaciones sindicales realizaron un corte total en el Puente Centenario. También marcharon hacia la legislatura unicameral para reclamar la inmediata derogación de la ley 10078 de diferimiento en la recomposición de los jubilados y pensionados de la provincia.