Sismógrafo interno de UCR detectó triunfo de Martino

Por Alejandro Moreno
[email protected]

ALBERTO MARTINOEl triunfo de Alberto Martino en las PASO municipales de Río Tercero (superando al candidato de la alianza PRO/juecismo) quedó registrado en el sismógrafo de la interna radical, donde los mestristas celebran con entusiasmo lo que los aguadistas miran con recelo.
Martino encabezó la rebelión de mayo del radicalismo de Tercero Arriba, originada por la decisión del PRO de colocar como candidato a legislador departamental de la alianza Juntos por Córdoba al ucedeísta Daniel Lubatti.
Además, quedaba pendiente el malestar porque el PRO había elegido como aliado para la elección de Río Tercero a Juan Pablo Peirone, un ex radical que pasó al juecismo y que aparecía como el gran candidato para desbancar a Martino. Los macristas, como siempre, eligieron por las encuestas, que son sus brújulas políticas.
En el universo radical, lógicamente, las facturas del PRO las paga el aguadismo. Por eso, los riotercerenses resolvieron no trabajar por la fórmula Aguad-Baldassi.
Con el resultado de las PASO en la mano, Martino cotiza mucho mejor, y podría especularse que se buscará recuperar a ese departamento para la lucha electoral del 5 de julio. Después de todo, a nadie le sobra nada en esta elección.
En el radicalismo aseguran que esta semana habrá contactos, incluso personales y no sólo telefónicos, con Martino, pero no sería ésa una tarea que realice Aguad. La recuperación del intendente de Río Tercero, y del radicalismo departamental, quedaría como misión del mestrismo; después de todo, Martino fue candidato en la PASO del domingo pasado con el sello Confluencia.
Anoche, el propio Ramón Mestre publicó en Twitter sus felicitaciones al “amigo”. “El buen gobierno, estar cerca de la gente y la fuerza de la UCR Córdoba todo lo pueden”, escribió, como quien le habla a otros y a sí mismo.
Aguad, en cambio, un atento tuitero en estos días de campaña, guardó silencio. Ayer a la mañana dedicó su tiempo a instalar en la agenda la tan cuestionada Tasa Vial, para lo cual instruyó a los legisladores provinciales que le responden que presenten un proyecto de derogación de ese tributo. El argumento de Aguad golpea sobre la debilidad que exhibe el traspaso del poder que intentan José Manuel de la Sota y Juan Schiaretti, ya que el candidato promete tomar medidas que bien podrían hacerse ahora si la decisión política existe. Ya sucedió con la derogación de la reforma jubilatoria; pasa ahora con la eliminación de la Tasa Vial. Si Schiaretti quiere hacerlo, ¿por qué De la Sota no lo hace ahora?, hiere Aguad con toda lógica.

Sanz, contento
El que sí celebró el triunfo de Martino fue el candidato presidencial de la Unión Cívica Radical, el mendocino Ernesto Sanz, quien este fin de semana pasará por Córdoba y, especialmente, disfrutará que su arribo esté precedido de una victoria de la UCR sobre el PRO.
“Todos los radicales del país lo celebramos y felicitamos a nuestros correligionarios de Río Tercero, especialmente a Alberto Martino, que ha sabido ganarse de nuevo la confianza de la mayoría de los votantes y se encamina a renovar el mandato”, dijo Sanz.
“Este resultado es un magnífico presagio para las elecciones del 5 de julio en Córdoba”, auguró.
Sanz señaló que “en lo que llevamos de año, cada elección realizada en una provincia o en un municipio, la UCR ha demostrado su vitalidad y su fortaleza”. “Más de un millón y medio de ciudadanos han votado ya por candidatos radicales en todo el país”, calculó.
“Aún esperamos nuevas victorias en las elecciones que vienen de aquí al 9 de agosto”, agregó Sanz, para quien “el radicalismo está fuerte, está unido y viene creciendo”.
“Hoy más que nunca estoy convencido que no hay mejor encuesta que la de las urnas, y esa encuesta nos está diciendo, como nos dijo en Río Tercero, que el radicalismo es la fuerza que lidera el cambio en todo el territorio de la Argentina. Como hoy, pronto serán Córdoba, Mendoza o la Ciudad de Buenos Aires, y después la Nación. Estamos demostrando que el poder de la unión es una realidad que ya no se puede ignorar”, se esperanzó.