Progres e izquierda van a internas por los diputados nacionales

Por Marcos Duarte
mduarte@diarioalfil.com.ar

DYN715.JPG[dc]M[/dc]ientras los espacios aparentemente mayoritarios se encaminan a la conformación de listas únicas de legisladores nacionales, los partidos ubicados del centro a la izquierda del arco político cordobés se encaminan a competir por los lugares en el Congreso.
Tanto el Pacto de Palermo que reúne a José Manuel de la Sota con Sergio Massa, como la alianza UCR-PRO-FC y el Frente para la Victoria decidieron no competir en el tramo legislativo y estructurar boletas únicas que irán adheridas a los distintos pre candidatos a la Casa Rosada. Este formato fue negociado nacionalmente entre los líderes de cada espacio para garantizar la representación de los partidos más allá de quien resulte vencedor de las internas en el tramo presidencial.
En la breve historia de las PASO solo hay un antecedente de presentación de más de una lista en el tramo legislativo en nuestra provincia. En el año 2011 se compitieron 6 listas al interior de la alianza que por entonces llevaba como candidato a presidente a Ricardo Alfonsín. Estos comicios fueron ganados con amplitud por la boleta que encabezó Mario Negri.
Este año se presentaría esta situación solo en el FIT y en el espacio que en el orden nacional se denomina Progresistas y lleva como candidata a Margarita Stolbizer. Aunque la resultante en los dos espacios es idéntica, no son los mismos motivos los que la motivan.

Progresistas
La alianza que reúne a los partidos de centro izquierda sobrevivientes de la debacle del espacio UNEN tiene como correlato local al llamado Frente Progresista y Popular. Se articuló principalmente a partir de las agrupaciones que, habiendo sido socios del Frente Cívico no admitieron el giro macrista de Luis Juez.
Los componentes locales de esta coalición son el Partido Socialista, el GEN y Libres del Sur (también la integra Unidad Popular aunque sin personería local). Luego de la abdicación del socialista Hermes Binner, el frente decidió apoyar la postulación presidencial de la bonaerense Margarita Stolbizer.
La alianza logró conformar candidaturas unitarias a nivel provincial. El candidato a gobernador es el actual diputado provincial Roberto Birri, referente del PS y estará acompañado del médico Carlos Altamirano que milita en el GEN.
En el tramo de legisladores provinciales también se logró un acuerdo aunque no fue tan sencillo. Si bien la lista presentada formalmente está encabezada por el socialista Eduardo Cañas y la referente de Libres del Sur Betiana Cabrera Fasolís, las tensiones entre los partidos miembros se resolvieron a partir de un sistema de “rotación”, similar al que tiene el FIT a nivel nacional.
El documento firmado entre los tres partidos prevé las situaciones probables y los períodos en los que los representantes de cada partido ocuparían los eventuales escaños. “Para el caso de que por el resultado electoral le corresponda al “FRENTE PROGRESISTA y POPULAR” un solo escaño en la Legislatura Provincial el primer candidato a legislador provincial por distrito único se compromete a alternar el período de su mandato legislativo con el candidato que le suceda de acuerdo al ordenamiento legal vigente, renunciando a la banca al cumplir los dos años a partir de su incorporación” reza textualmente el texto de compromiso.
En el caso que el FPyP obtenga dos bancas provinciales, las autoridades de los partidos acordaron que “la Dra. Betiana Cabrera Fasolis se compromete a alternar el período de su mandato legislativo con el candidato que le suceda de acuerdo al ordenamiento legal vigente, renunciando a la banca al cumplir los dos años a partir de su incorporación y el primer candidato a legislador provincial por distrito único se compromete a alternar el período de su mandato legislativo con el legislador que le suceda de acuerdo al ordenamiento legal vigente, renunciando a la banca al cumplir los tres años a partir de su incorporación”.
El acuerdo para las elecciones locales no se pudo trasladar a las nóminas nacionales. El socialismo se mantuvo inflexible en su posición de encabezar el tramo de diputados nacionales. El candidato no sería otro que el candidato a gobernador del espacio Roberto Birri. Por otro lado, el GEN esgrime ser el partido de la candidata presidencial del espacio y pretende llevar como primero en la boleta al ex legislador (renunciante) Miguel Ortiz Pellegrini.
La grilla la completaría una tercera lista que, sostenida en la personería de Libres del Sur, pretende conformar un espacio amplio sumando a referentes sociales de centro izquierda y radicales disconformes con la alianza con el macrismo. De esta manera, el progresismo cordobés tendrá tres opciones para elegir en las PASO del 9 de agosto.
Frente de Izquierda y los Trabajadores
En la coalición formada por el Partido Obrero, el Partido de los Trabajadores Socialistas e Izquierda Socialista también habrá competencia. En este caso, la razón no se encontraría en diferencias en el armado provincial si no en la decisión, inédita para la izquierda, de utilizar las PASO para dirimir la candidatura presidencial.
El FIT también consiguió conformar una fórmula única para la gobernación cordobesa encabezada por Liliana Olivero (Izquierda Socialista) y Hernán Puddú (PTS), mientras el primer candidato a legislador provincial es Eduardo Salas (PO).
En un principio, se especulaba con una candidatura presidencial de consenso pero las discusiones llegaron a un punto de no retorno. Tanto es así que la caracterización de las PASO fue variando en cada partido en función de los posicionamientos.
En el primer momento, el PO e IS sostenían que las primarias eran una maniobra proscriptiva de los partidos patronales; mientras el PTS no descartaba ese mecanismo para dirimir diferencias dentro del frente.
En los últimos días, los comunicados de los partidos giraron en forma copernicana. Mientras el tándem PO-IS “aceptó” la propuesta del PTS y se apresuró a lanzar la fórmula presidencial Altamira-Giordano, el PTS aceleró las invitaciones a no caer en el “divisionismo” y propuso que el segundo término del binomio fuera ocupado por el diputado por Mendoza Nicolás del Caño. La negativa rotunda del otro sector los obligó a proclamar contra reloj la candidatura presidencial del propio Del Caño.
Este cortocircuito nacional obligó a las secciones locales de cada formación a diseñar las listas locales de legisladores nacionales. La de la dupla PO-IS estarían encabezada por Liliana Olivero acompañada por Jorge Navarro del PO, mientras la del PTS no estaría encabezada por Puddú, aunque esto no estaría confirmado.