Legislatura: por primera vez el juecismo preside el Frente Cívico

p09-1Fernanda Leiva es desde ayer la nueva presidente del bloque de legisladores del Frente Cívico, confirmándose así la renuncia que había presentado la semana pasada Liliana Montero. La vicepresidencia pasó de manos de Santiago Clavijo a las de Julio Agosti.
Montero y Clavijo renunciaron como consecuencia de las presiones internas que experimentaron a partir de sus pases al accastellismo. La ex radical será la número dos de la lista de candidatos a legisladores provinciales en la coalición Córdoba Podemos.
La llegada de Leiva a la presidencia del bloque constituye toda una novedad en la historia legislativa del juecismo, porque por primera vez la conducción es ejercida por alguien del riñón político del jefe del Frente Cívico.
Recapitulando.
El juecismo llegó por primera vez a la Legislatura en 2003. El presidente del bloque fue el empresario Raúl Castellano, uno de los convocados por el canto de sirena de la “nueva política”. Luego de cumplir su tarea los cuatro años, desapareció de los escenarios políticos.
En el período 2007-2011, la bancada comenzó a ser presidida por el ex radical Miguel Ortiz Pellegrini, quien fue premiado en ese cargo por su alianza con Luis Juez. Ortiz Pellegrini no era, por eso mismo, un juecista puro, y de hecho tras caerse de la presidencia se alejó; hoy forma parte del GEN.
A Ortiz Pellegrini lo reemplazó Roberto Birri, un dirigente del socialismo, que sólo responde al santafesino Hermes Binner.
Birri empezó el actual período como presidente del bloque, pero fue desplazado por Liliana Montero, una ex radical que tampoco fue obediente a Juez.
Ahora es el turno de Leiva, por fin, una auténtica juecista.
Con el cambio de ayer, el bloque del Frente Cívico escribió el último capítulo de su historia de fracturas y crisis que comenzó incluso antes de la asunción de los actuales legisladores, en diciembre de 2011.
El Frente Cívico ganó trece bancas en las elecciones de 2011, pero aún antes de asumir Rubén Borello se marchó por un fuerte enfrentamiento con Juez.
Después se marchó Birri, como consecuencia del distanciamiento de Juez y Binner, por el giro de la nueva política hacia el macrismo. La tercera en partir fue Marta Juárez, hacia el kirchnerismo. Entretanto, había renunciado a su banca José María Las Heras (a su lugar lo ocupó María Miranda).
Montero, Nancy Lizzul y Graciela Sánchez pasaron a integrar la lista de candidatos a legisladores de Córdoba Podemos, pero no renunciaron al bloque. Tampoco se fue Clavijo.
Lo mismo sucede con Alejandra Del Boca, quien permanece en la bancada pero juega en el Frente Progresista.
Así, de los diez legisladores que hay hoy en el bloque, quedan cinco jugando en el esquema “oficialista”. O cuatro, porque Ricardo Fonseca, vicepresidente 2° de la Cámara, anunció su retiro de la política hacia fin de año.
De los cuatro salieron los nombres de Leiva y Agosti. No quedaba mucho más para elegir. El juecismo es claramente minoría en el panjuecismo.
Ayer, Leiva y Agosti elevaron una nota a la presidente de la Cámara, la vicegobernadora Alicia Pregno, anunciándole el cambio de autoridades.
Lo curioso es que no firmaron Nancy Lizzul ni Carlos Roffé. Ella porque estuvo en Buenos Aires, y él, ocupado en su campaña a intendente de San Francisco.
En la Legislatura había quedado sentado como antecedente el caso del radical Rodrigo de Loredo, quien en 2012 reunió seis votos de once para ser el nuevo presidente de bloque, y la respuesta de la mayoría es que deben estar todas las firmas para que el cambio sea válido.