Exportaciones a Brasil cayeron 30% en mayo y golpean a Córdoba

expoEl comercio bilateral entre Argentina y Brasil alcanzó los U$S 1.992 millones en mayo, lo que implica una baja del 23,7% con respecto al mismo mes de 2014. Esa caída se produce como resultado de una contracción en las importaciones (-17,4%), en conjunto con una restricción de las exportaciones del 30,5%, que es la mayor de los últimos seis años. El saldo del mes alcanzó fue negativo en U$S246 millones, mientras que en igual período del 2014 el resultado había sido un rojo de US$ 98 millones.
Los números no sólo son preocupantes para Argentina (Brasil es el principal socio comercial), sino para Córdoba, en particular para las terminales automotrices instaladas y para buena parte del sector metalúrgico, que depende de esa industria. Un ejemplo concreto es el caso de Fiat que este mes continúa con su plan de suspensiones; la fábrica de Ferreyra trabajará cuatro días dos semanas y tres días las otras.
Un trabajo de la consultora Abeceb.com que desagrega por productos las bajas de las ventas argentinas a Brasil establece que el ranking lo encabeza, precisamente, la exportación de automóviles, vehículos de carga y autopartes (que representan el 70% de los envíos), polímeros plásticos, productos de perfumería y malta.
En 2014 los problemas del sector automotor se relacionaron en especial con inconvenientes internos (como la escasez de dólares); esos continúan, pero ahora se le agregan la caída del nivel de actividad brasileña y el tipo de cambio del mayor socio del Mercosur.
Entre las terminales instaladas en Córdoba, la de Fiat es la más afectada. En el caso de Renault los volúmenes producidos se ajustaron fuerte el año pasado y Volkswagen –que fabrica cajas- tienen un mercado más diversificado.
Desde fines de abril en Fiat rige un sistema de retiros voluntarios que apunta a reducir unos 240 el número de empleados (el diez por ciento de la plantilla). El incentivo económico es de cuatro sueldos por encima de la indemnización correspondiente. En un mes los inscriptos son alrededor de 20.
En este contexto, el grupo Fiat Chrysler Automobiles anunció que producirá un nuevo sedán en 2017 en la planta de Córdoba. Llegaría para superar al Siena y Grand Siena con mayor lujo. El CEO mundial, Sergio Marchionne, dijo que en 12 a 20 meses harán pública la inversión “de alta significancia”.

Todo a la baja
Los resultados de mayo hicieron que la Argentina perdiera un puesto en el ranking de proveedores de la economía brasileña detrás de China (U$S 2270 millones), Estados Unidos (2245 millones) y Alemania (953 millones). Así durante ese mes, las ventas nacionales fueron el 6,2% de las importaciones del país vecino.
En los primeros 5 meses del año el comercio total acumula una caída del 19%, con un valor de U$S 9.721 millones. Ello se produce como consecuencia de una contracción de las compras desde el país vecino del orden del 16%, en conjunto con ventas que se reducen un 22,3%. El resultado acumulado es un déficit de U$S 685 millones, un 80,7% mayor al registrado en el mismo período del año anterior.
Con respecto a las ventas hacia Brasil, la caída del mes es tan intensa que se asemeja a los valores registrados durante enero y febrero, que habían sido históricamente bajos (cercanos a los obtenidos durante la crisis del 2009).
Un factor adicional que influyó en la baja, principalmente en los primeros meses del año, responde a problemas de competitividad originados conjuntamente por la depreciación de la moneda brasileña y la apreciación sostenida del peso argentino.
En relación a las compras desde Brasil, acumulan una contracción del 16%. Ese comportamiento se deriva, no sólo de las restricciones aplicadas a las importaciones por parte de la Argentina sino además por una caída en la actividad local, que disminuye los requerimientos industriales.
También en este caso la principal caída se explica por las menores compras de autos y autopartes, aunque también registran contracciones los sectores de minerales, químicos y material de transporte.

Antecedentes
En 2014 las exportaciones cordobesas sumaron US$ 9.167 millones, casi US$2 mil millones menor que en 2013 (baja del 17%). La retracción en los envíos locales es más pronunciada que la que se registró en el país, que pasó de US$ 81.660 millones en 2013 a US$ 71.935 millones el año pasado, lo que representa una merma de 12%. Esto determinó que Córdoba redujera su participación en las exportaciones nacionales de 13,5% en 2013 a 12,7% un año más tarde.

Ventas minoristas cordobesas crecieron sobre la media nacional

Las ventas minoristas de los comercios de Córdoba crecieron 2,4% en mayo pasado respecto de igual mes del año anterior, registrando así el quinto mes consecutivo de expansión, con una suba promedio mensual acumulada de 1,2%.
La mejora registrada por los comercios locales fue superior a la informada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), que el domingo pasado reportó un alza interanual de 1,7% para todo el país.
“Las ventas de indumentaria y ferreterías fueron de las que más traccionaron en la mejora del mes pasado”, indicó Rubén Martos, presidente de la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom). Sin embargo, explicó que hay que tener presente que la comparación porcentual se realiza “contra un año que fue realmente malo”.
En efecto, mayo de 2014 registró una caída en las ventas minoristas de 9,4% (la mayor del período) respecto del quinto mes de 2013. “Es decir que, si se tiene en cuenta la comparación con 2013, seguimos siete puntos porcentuales por debajo”, agregó.
Teniendo en cuenta el comportamiento por rubros, Indumentaria mostró una mejora interanual de 3,7%, favorecida por el cambio de clima y la aparición de los días más frescos. “El movimiento en este rubro se vio, más que nada, los últimos días del mes pasado”, aseguró Martos.
Otro rubro que participó fuerte en la mejora fue el de las ferreterías, cuyas ventas se vieron beneficiadas por la mayor actividad en el sector de la construcción. Las operaciones ventas de electrodomésticos siguen registrando buen desempeño, estimuladas principalmente por promociones que ofrecen los comercios de manera conjunta con los bancos y sus tarjetas de crédito.
“El movimiento estuvo muy atado al comportamiento de los planes de 20 cuotas con tarjeta Cordobesa, y 12 cuotas con otros plásticos adheridos al Plan nacional Ahora 12”, agregó Martos para concluir: “las tarjetas de créditos son las que siguen traccionando la actividad económica”.