UCR y Juez apuran la interna abierta de la Triple Alianza

Por Alejandro Moreno
[email protected]

0 triple alianzaCon su estilo -mediático- Luis Juez pidió una reunión con Ramón Mestre para definir los detalles de la interna abierta para definir las candidaturas de la eventual alianza opositora provincial (ambos aspiran a la gubernamental). Ésa es su manera de apurar los tiempos electorales, o al menos de disimular con que lo hace. Mientras tanto, la Unión Cívica Radical comenzó a mover el engranaje partidario, y el primer paso será la convocatoria al Congreso Provincial.
“Tengo la necesidad imperiosa de juntarme con él por lo menos para decirnos por última vez que no pasará nada, que no vamos a hacer nunca nada juntos pero los cordobeses tienen que terminar con esta situación”, dijo Juez ayer en el Cementerio San Vicente.
“Lo peor es quedarnos encerrados en nuestro propio laberinto sin ninguna solución”, afirmó.
Juez quería, como su jefe político Mauricio Macri, que la candidatura a gobernador de la oposición al delasotismo se resuelva por vía de una encuesta, pero debió resignarse a aceptar el desafío de la encuesta abierta.
Incluso, para mostrar interés, Juez enviará hoy a Juan Pablo Quinteros a la Justicia Federal a pedir los padrones, lo cual no tendría mucho sentido cuando falta un acuerdo entre los partidos políticos que vayan a participar (eventualmente UCR, PRO, Frente Cívico y Coalición Cívica) sobre a quiénes se abrirá la interna.
Por su parte, los radicales se lanzaron al juego que más les gusta: el electoral. Hoy o mañana se convocará al Congreso Provincial, quizás para el 5 de abril, para que tome decisiones sobre el alcance de la coalición, la realización de las internas y, nada menos, la definición del candidato de la UCR (porque, claro, a la compulsa con los otros partidos opositores habrá que llevar un solo campeón).
Una de las cuestiones que se ha instalado en la discusión, por ahora a través de los medios y de los teléfonos, es si hay tiempo para hacer una encuesta abierta.
Los macristas y los juecistas plantean dudas acerca de si el calendario es tan generoso como para insertar una elección más.
Los radicales, en cambio, están seguros de que tiempo sobra. Dicen, por ejemplo, que si esta misma mañana el gobernador José Manuel de la Sota firmara el decreto de convocatoria a elecciones provinciales, aún así habría cuarenta días para hacer la interna. Aseguran que ellos han realizado internas con esa prisa, y que los que dudan son los que jamás han practicado la democracia en sus partidos políticos (obvia referencia al PRO y al Frente Cívico, donde las resoluciones las toman sólo sus jefes).

¿Y el PRO?
Uno de los interrogantes es qué hará el PRO. ¿Participará de la interna abierta?
Macri dijo la semana pasada que la solución era la encuesta (para que no haya “imposiciones”), y difícilmente podría oponerse a un mecanismo más democrático como es una interna bierta.
El problema para él es que su candidato, el empresario Ércole Felippa sería vapuleado en una encrucijada electoral contra, por ejemplo, Mestre y Juez.

Coalición Cívica
Por su lado, la Coalición Cívica-ARI reunirá este sábado a la Asamblea partidaria para aprobar las alianzas electorales que se vienen cerrando en el interior provincial. También, naturalmente, la búsqueda de un acuerdo provincial, y la fijación de la fecha de las elecciones internas.

Juez contra Jure: “Estamos pensando en un candidato propio”

Las últimas manifestaciones del intendente de Río Cuarto, Juan Jure, apoyando la posición de Ramón Mestre respecto a que el candidato a gobernador debe ser de la UCR, le valieron la previsible enemistad de su antiguo socio, Luis Juez.
Juez ya lo amenaza con presentar un candidato propio en Río Cuarto, rompiendo la vieja alianza que, dijo, “va a depender de la conducta del radicalismo de Río Cuarto”.
“A nosotros nos ha llegado el momento de pararnos de otra manera en Río Cuarto. Está todo bien, pero no estamos para ir en el último vagón del tren. Hasta acá lo hemos hecho”, expresó.
“Si el radicalismo tiene una actitud generosa, ahí estaremos. Si repite lo que hace últimamente, veremos. Siempre nos contestan con la biblia radical. No tenga dudas de que estamos pensando en un candidato a intendente propio y me encantaría que Gumersindo Alonso sea. Pero insisto en que nos gustaría que de vez en cuando nos tiren un centro; a los radicales de Río Cuarto, muchachos, un pollo por tantas gallinas”, amenazó.