Confirmaron ayer el procesamiento de Boudou por Ciccone

La Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento de Amado Boudou en la causa Ciccone y señaló que estaba demostrada “claramente” la relación de amistad entre el vicepresidente de la Nación y José María Núñez Carmona y, “de allí, a (Alejandro) Vandenbroele”, titular de The Old Fund, la empresa que se quedó con la imprenta. Fuentes judiciales informaron que la Sala I de la Cámara ratificó el fallo del juez Ariel Lijo que procesó a Boudou por negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho pasivo, o sea recibir como coima un porcentaje de la empresa.
También fueron confirmados los procesamientos de Núñez Carmona; de Vandenbroele; de los ex funcionarios Guido Forcieri, del ministerio de Economía y Rafael Resnick Brenner, de la AFIP, y del empresario Nicolás Ciccone, cofundador de la mítica imprenta. En tanto, el tribunal revocó el procesamiento de Guillermo Reinwick, yerno de Ciccone, y dispuso su falta de mérito, por lo cual podría seguir siendo investigado si aparecen nuevas pruebas que lo involucren.
La Cámara ordenó además que se investigue el rol de la AFIP en el levantamiento de la quiebra de la empresa y al banco Macro por los presuntos vínculos financieros con la compañía. En un voto en minoría, el juez Eduardo Farah entendió que el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, debe ser citado a indagatoria y que Boudou y el resto de los procesados deben ser enviados a juicio oral y público, a pesar de que la Cámara ordenó medidas de prueba, ya que “su situación procesal se encuentra ya resuelta en ambas instancias”.
En su resolución, la Cámara ratificó la investigación del juez Lijo, quien dijo que Boudou, mediante Núñez Carmona, negoció con la familia Ciccone el levantamiento de la quiebra de la empresa para luego garantizarle negocios desde el Estado que se concretaron, entre ellos la contratación con la Casa de Moneda.