Binner reagrupa tropa post fuga de Luis Juez

0-slide-copia2El pase de Luis Juez al macrismo dejó a Binner huérfano de estructura en Córdoba. El Congreso del Partido Socialista resolvió construir una alternativa provincial propia. Binner planea una intensa gira veraniega en la provincial. La nueva coalición incluye al GEN, Libres del Sur y Unidad Popular, también ex–socios del Frente Cívico.
Hermes Binner es uno de los referentes políticos argentinos necesitados de reformular su estrategia en el fluctuante territorio cordobés. Obtuvo el segundo puesto en Córdoba con un nada despreciable 23.41% en las elecciones de 2011 como candidato del Frente Amplio Progresista, coalición que nacionalmente hegemoniza el Partido Socialista.
El santafesino articuló en nuestra provincia una alianza con Luis Juez. La incorporación del Frente Cívico a su armado le garantizaba una estructura mínima en la tarea de sostener su liderazgo nacional que, en ese momento, aparecía como muy promisorio en la constelación opositora a Cristina Kirchner. La buena imagen de Binner en buena parte de la geografía cordobesa sumada al anclaje local de Juez era una combinación virtuosa en lo electoral, tanto que Norma Morandini fue su compañera de fórmula.
Como contrapartida, el juecismo integró al Partido Socialista a su alianza provincial junto a otras expresiones de la centroizquierda. A partir de este acuerdo, el PS consiguió representación en la legislatura provincial y espacios políticos en los municipios donde el Frente Cívico gobernaba, solo o como parte de frentes más amplios. Correlativamente, la inserción de la imagen de Binner en algunas regiones del interior de la provincia era un aporte interesante para Juez, quien nunca logró construir una plataforma estable fuera de la capital provincial.
En el último año las relaciones fueron deteriorándose. Las relaciones pendulares de Juez con el radicalismo provincial empezaron a ocasionar inconvenientes en la estrategia de Binner. El socialismo co-gobierna Santa Fe con la UCR y sobre esa experiencia comenzaron las conversaciones bilaterales para la conformación de UNEN. La ambivalencia juecista causó más de un sinsabor al santafesino e incluso algún episodio incómodo que provocó la reacción de la dirigencia nacional radical. El lanzamiento de UNEN en la ciudad de Buenos Aires estuvo teñido de estos avatares ya que las acusaciones de Juez provocaron el faltazo de Mestre. Juez, por ese entonces se presentaba como el referente más claro de UNEN en Córdoba y pretendía utilizar ese espacio para posicionarse en la política local.
Binner siempre intentó contener a su díscolo aliado cordobés e incluso intentó varias veces oficiar de puente con el radicalismo. Cada acción del santafesino en ese sentido fue prolijamente dinamitada con alguna declaración de Juez. Estos vaivenes provocaron la salida del socialista Roberto Birri del bloque del Frente Cívico en la legislatura provincial con el propósito declarado de ganar en independencia política.
El último capítulo de esta relación parece ser una ruptura definitiva. Los socialistas observaron con preocupación el progresivo acercamiento del ex intendente a Mauricio Macri hasta que sus peores presunciones se hicieron realidad. Las alabanzas públicas a la política de seguridad de la Ciudad de Buenos Aires fueron solo el prólogo de una alianza explícita que hoy coloca a Luis Juez como el hombre más importante que puede exhibir el PRO en Córdoba.
Ante esta situación, Hermes Binner no tiene otra alternativa que estructurar su propia fuerza en nuestra provincia y en ese sentido se expresó su partido el pasado fin de semana en su congreso provincial: “el Partido Socialista se ha trazado un plan de trabajo orientado a fortalecer la presencia en las distintas localidades, donde tenemos posibilidades ciertas de ganar intendencias con candidatos del socialismo y de fuerzas afines, impulsar fuertemente la candidatura presidencial de Hermes Binner y apostar a la construcción de un Frente Progresista en córdoba que pueda expresar coherentemente lo que representa el Frente Amplio Unen a nivel nacional.”
En este nuevo escenario comienzan a agruparse los partidos que, habiendo sido socios del Frente Cívico, hoy se sienten excluidos por el giro macrista de quien fuera su referente más importante. Al Partido Socialista se suman el GEN, partido que nacionalmente orienta Margarita Stolbizer, y Libres del Sur. La tríada pretende constituirse en una expresión exprese a los sectores progresistas en Córdoba.
Binner tiene programado el lanzamiento de su campaña presidencial durante la primera quincena de enero en Mar del Plata. El acto tendrá como marco el tradicional campamento nacional de la Juventud Socialista y pretende ser un escenario donde pueda visualizarse todo el abanico de apoyos.
Inmediatamente después, el socialista emprenderá una gira veraniega en Córdoba que seguramente tendrá paradas en el circuito de festivales. El apoyo de Margarita Stolbizer en provincia de Buenos Aires y el de su propia estructura en Santa Fe le dan cierta tranquilidad como para concentrarse en nuestra provincia donde ha quedado debilitado.
Los binneristas cordobeses quieren aprovechar la presencia de su líder en la provincia para comenzar a articular una alternativa para las elecciones a gobernador. Si bien están atentos a la definición orgánica del radicalismo, saben que cualquier coalición que incluya al PRO los excluye, por lo tanto deben reclutar fuerza propia.
A nivel de los municipios del interior la definición no es tan tajante. El socialismo definió ser más flexible en las ciudades forma parte del gobierno municipal o tiene alguna expectativa de serlo. Van a mantenerse dentro del frente que gobierna Jesús María aunque el intendente Frizza ya haya formalizado su pase al macrismo y evalúan mantenerse dentro del esquema oficialista en Río Cuarto más allá de los coqueteos de Jure con el PRO. La conducción socialista provincial resolvió apoyar coaliciones “amplias” a nivel municipal mientras las encabece un socialista, un radical o un juecista, algo muy similar a la estrategia del comité nacional radical con respecto a las coaliciones provinciales.