Congreso “navideño” de PJ define reglas de internas

p04-1El peronismo cordobés entra en la semana más importante del año, en lo atinente a acomodamientos internos. Y eso se nota por el nivel excitación y nerviosismo que tiene gran parte de la dirigencia.
Es que el sábado que viene en Carlos Paz, como es costumbre, se realizará un congreso partidario donde todos los capitanes definirán -o se anoticiarán mejor dicho- del rumbo concreto a seguir en 2015.
Varias cuestiones están en juego, pero una es excluyente: las condiciones o reglas con las que se realizarán las internas de cargos electivos que fueron convocadas para el 12 de abril próximo. Saldrá de esa compulsa el candidato a gobernador, pero también se elegirán también los postulantes a vicegobernador, intendentes, jefes comunales, legisladores provinciales, concejales y tribunos de Cuenta.
No es menor saber si habrá colectoras, o no, por ejemplo. Y saber, sobre todo, si el jefe político del esquema, José Manuel de la Sota, ungirá a determinados dirigentes en los diferentes niveles, en detrimento de otros. Hablamos de Juan Schiaretti, Daniel Passerini, Martín Llaryora a nivel provincial y de Olga Riutort y Esteban Dómina a nivel municipal.
Tras el congreso pueden quedar definidas posiciones de poder concretas. Pero lo cierto, es que hoy De la Sota ha logrado poner “adentro” a casi todo el peronismo local, y esto incluye en este momento a su ex esposa y ex secretaria General de la Gobernación.
También incluye a quien nombrábamos líneas arriba, Martín Llaryora. Sus recurrentes vaivenes y su coqueteo con el presidenciable Sergio Massa quedaron atrás: el gobernador lo hizo ministro y ahora, con ese peso, competirá en la interna .de hecho, pedirá licencia para dedicarse de lleno a pelearle a Schiaretti y Passerini la candidatura.
Por el momento se puede decir que a De la Sota la cuestión interna le viene saliendo como quiere: bendijo desde a tres candidatos con perfiles diferentes e impulsó una compulsa interna y abierta. Siempre quiso dejar en claro que el PJ local no sólo tiene referentes de experiencia sino también dirigentes jóvenes. De esta manera puso en movimiento el pesado engranaje electoral partidario y ahora busca remarcar ´la condición democrática del PJ cordobés´. La interna tiene importancia adentro y afuera de la provincia
Por eso consideraba importante que ninguna gallina se le escapase del gallinero (que da exceptuado, lógicamente, lo que desde hace años huele a kirchnerismo). La unidad en Córdoba es lo mínimo que De la Sota necesita para hacer campaña en sus giras por el país, con miras a dar pelear por el sillón de Rivadavia, ese que le viene siendo esquivo.
El evento político del sábado tendrá en su temario, por supuesto, tal cuestión, es decir, la de las aspiraciones presidenciales del jefe del Panal. Pero teniendo en cuenta lo cuesta arriba que es para De la Sota el camino hacia la Casa Rosada, sobrevuela todavía, 6 días antes de la fecha del congreso partidario, la incógnita sobre cuál es el plan “b”.
¿Si desiste de pelear arriba, será candidato a gobernador el actual mandatario? ¿Negociará algún lugar expectable -cancillería, embajada- con Daniel Scioli o Sergio Massa? ¿En qué posición quedará el PJ cordobés dentro del esquema del PJ nacional?
Los asistentes al congreso estarán pendientes de señales concretas, para salir a abordar con certezas el territorio.