Epec pide aumento y se despide del cepo tarifario

epec[dc]L[/dc]a Epec pidió al Ersep que le autorice un aumento del 28%para usuarios residenciales, comercios e industrias, para que rija a partir de enero del año que viene. Contempla subas diferenciales respecto a si el usuario tiene o no subsidios a la vez que reclama un ajuste del 24,9% para tasas y servicios y se incorpora un una contribución no reembolsable por el otorgamiento de servicios en propiedad horizontal. También pretende que le autoricen a hacer ajustes trimestrales a su tarifa. El pedido es cuando todavía siguen los reclamos por el apagón de hace dos semanas y los problemas de servicios que continúan en varios barrios.
Alfil ya había adelantado que la empresa no quería continuar con el acuerdo con la Nación para congelar tarifas que rige hasta el último día de este año pero Planificación quiere extender. Con esa firma la soberanía sobre las tarifas quedó en manos de la administración central.
La coyuntura le marca a Epec la necesidad de conseguir fondos. De hecho, Alfil adelantó que saldría a buscar $3 mil millones y $ 2 mil millones para obras. El plan –de lograrse esos recursos (objetivo nada fácil)- no tendría efecto sobre las emergencias de este año ya que son trabajos de largo aliento.
Por el acuerdo de Convergencia Tarifaria recibirá este año $160 millones para obras y las cooperativas, $100 millones. Los desembolsos ya comenzaron, aunque a cuentagotas. A poco de cerrar el año llegaron poco más del 10% de lo comprometido.
Por su lado, Raúl Hoya, tesorero de Fecescor (federación que reúne a más de 200 cooperativas eléctricas de Córdoba) adelantó a este diario hace un mes que no están dispuestas a seguir con el congelamiento si Planificación no acepta su reclamo de una tarifa diferencial. El tema ya le fue planteado a Julio de Vido y se hizo en el mismo momento en que él indicaba la intención de prolongar el acuerdo.

Atan el precio del GNC al de la nafta

De ahora en adelante cuando la nafta súper suba también lo hará el GNC. Está establecido por la resolución nacional 231 que fija que se deberá hacer el mismo ajuste dado que ante los incrementos de las naftas (40% en lo que va del año) cada vez hay más conversiones de autos a GNC (hay 2 millones en el país).
La caída de la producción local de gas llevó al Gobierno a aumentar cada vez más la importación desde Bolivia y de Gas Licuado de Petróleo que llega en barcos a los puertos de Bahía Blanca y Escobar. Esta aceleración es uno de los factores que explica el ahogo fiscal. En la actualidad un litro de nafta supera los $122 contra los $3 del metro cúbico de GNC.
Según la resolución, se hará un cálculo mensual y el nuevo precio del “gas natural en el punto de ingreso al sistema de transporte” destinado al suministro de GNC en estaciones de servicio” se publicará en los primeros cinco días de cada mes en la página web de la secretaría de Energía.
Desde el próximo mes el precio del GNC en estaciones de servicio, será el determinado según la variación de la nafta súper sin plomo de más de 93 RON, informado durante el mes de noviembre.