Juez ya se anima a un palco con Mestre, pero lo acusa de negociados

DYN002.JPG[dc]L[/dc]uis Juez dio otra muestra de su pragmatismo al reconocer que considera un corrupto a Ramón Mestre pero que, al mismo tiempo, compartiría con él una alianza electoral.
En una entrevista a la agencia Noticias Argentinas, Juez respondió que sí a la pregunta de si compartiría un palco con Mestre, una manera de auscultar la vocación aliancista del jefe del Frente Cívico respecto del intendente radical.
Juez, pese a su discurso basado en la “transparencia”, dijo que está dispuesto a aliarse con Mestre.
“¿Compartir un palco? No tengo problemas. El problema es que no puedo compartir la mentalidad de negocio. Lo que no puedo compartir con Mestre es su escala de valores, pero sí puedo compartir el palco, porque el compromiso con los vecinos está por encima de los negocios con los amigos”, afirmó.
“No podría compartir esa visión que ha tenido de la gestión municipal de creer que es la posibilidad de llegar con un puñado de amigos para que se hagan infinitamente ricos, con el erario público; sí puedo compartir si un día Mestre decide enfrentar el poder político de De la Sota”, agregó, tan contradictorio como siempre.
Juez, además, volvió a acusar al radicalismo –su pretendido aliado- de haber sido funcional al delasotismo.
“Yo no tengo dudas que buena parte del radicalismo ha sido, estos últimos 16 años, extremadamente funcional a esta forma de ejercer el poder y el gobierno. Con absoluta certeza de que ha habido un reparto de roles, sino es imposible que un gobierno en Córdoba se mantenga tantos años”, acusó.
Juez explicó que en el Frente Cívico “estamos en contra del partido cordobés, que se ejerce de distintas formas”.” ¿Qué diferencia hay entre el gobierno de Angeloz y el de De la Sota? Ninguna. Ambos representan los mismos intereses contrarios a los del pueblo. Nosotros, más que enfrentar al bipartidismo, queremos enfrentar las dos caras que se pretenden alternativas distintas, pero que son dos caras de una misma moneda. Queremos aliarnos con el radicalismo decente, comprometido con la salud, la educación, la seguridad y la justicia”, siguió.
Pese a tanta inconsistencia, subrayó: “Vamos a gobernar la provincia y vamos a intentar hacerlo con los valores y las banderas que levantamos siempre. Con lo que podamos conseguir, con los que nos quieran acompañar”.
El senador del Frente Cívico ratificó, por otra parte, su adhesión a Mauricio Macri, a quien se refería, por cierto, con palabras muy similares o aún peores que las que dedica ahora a Mestre.
“Nosotros vamos a trabajar para que Macri sea presidente, no tenga ninguna duda, no sé qué harán los otros. Estamos planteando la posibilidad de que Macri integre el espacio de UNEN, para que en una interna abierta se pueda resolver eligiendo varias alternativas, para que la gente pueda tener una opción”, reflexionó.