De la Sota da vía libre a postulantes (paradoja: se alejan internas)

gabriel bermudez 001[dc]L[/dc]a última parte del año encuentra al peronismo capital en plena fase de pugna, con muchos capitanes con ganas de involucrarse en la carrera por ser la cara de la boleta de Unión por Córdoba para las elecciones municipales del 2015. Pugna, más que de costumbre.
¿Por qué?
Evidentemente hay una orden desde bien arriba que autoriza a todos a jugar, a engordar para luego ser medidos. Eso estuvo evidenciado este fin de semana cuando en algunas comunicaciones, la máxima autoridad de la Provincia liberó expresamente el camino a los contendientes para que aceleren en la carrera.
Frente al “cuco” Olga Riutort, que según los sondeos es la dirigente peronista en capital que mejor mide desde hace 8 años, la mayoría de los precandidatos pide internas. Saben que la estructura del poder partidario puede aplastar al olguismo porque las bases son, básicamente, delasotistas.
El dato político no es menor: en el PJ capital, todos puede jugar, tienen la venia del “jefe”. Entonces sumarán porotos y a principios del año que viene los pondrán en la canasta de José Manuel De la Sota para que éste cuente. ¿Cómo contará? ¿A través de internas?
Ahí viene la paradoja: hay indicios de que la vía libre para el engorde no concluirá con internas, sino con encuestas. El que mejor mida, sería el que se ponga el traje de candidato que alguna vez tuvieron Roberto Chuit y Héctor Campana. Esto es un secreto a voces en el peronismo cordobés que -al revés de los que se pensaba cuando en el acto 17 de octubre el gobernador afirmó que peleará por la presidencia de la Nación- no se calmó sino que empezó a agitarse más rápidamente.
Olga Riutort presiona a nivel territorial, a nivel mediático (con encuestas y declaraciones) y también con la ostentación del diálogo que viene manteniendo con Juan Schiaretti y su esposa Alejandra Vigo. Pero eso, al parecer delasotista, no viene siendo suficiente, pues este sector mayoritario está convencido de que tiene soga para poner los candidatos. En consecuencia, grandes son las chances de que los comicios municipales de 2015 muestran dos listas peronistas: una la oficial, otra, la de Riutort.
Para la lista oficial, hasta ahora hay al menos cinco anotados. Tres ministros amagan con candidatearse: Adrián Brito (Trabajo), Jorge Lawson (Comunicación) y Walter Grahovac (Educación). Cada uno tiene características muy diferentes. Quizás, por ser gremialistas, Brito y Grahovac lleguen a sectores en común.
El funcionario que está a cargo de uno de los programas de gobierno insignia de De la Sota (el Boleto Educativo Gratuito) también está interesado por el Palacio 6 de Julio. El secretario de Transporte, Gabriel Bermúdez, sería uno de los precandidatos desde el espacio que conforma junto a Martín Llaryora, el ministro de Industria.
El presidente del Tribunal de Cuentas provincial, Eduardo ´Lalo´ Barrionuevo también quiere. Una vez más el exconcejal, exsecretario de Participación Vecinal municipal y dirigente de la seccional once, buscará proyectarse en capital. Ya pegó afiches y hasta invitó a Riutort a que participe de las internas, con el compromiso de que si la mujer pierde, firme que no va a ir por fuera, como en las últimas dos elecciones.