UNC: admiten que deben convocar a Asamblea para el CCT docente

Paul Amiune
Foto. Paul Amiune

[dc]A[/dc]utoridades de la UNC admitieron ayer que será necesario convocar a la Asamblea Universitaria para poder poner en vigencia en su totalidad el Convenio Colectivo de Trabajo de los docentes firmado en Buenos Aires entre el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional) y los gremios del sector, aunque en una modalidad especial, consistente en que la Asamblea delegue en el Consejo Superior facultades para interpretar el artículo 73, uno de los más controvertidos.
El referido artículo es el más resistido por el radicalismo universitario porque “toca” nuevamente los concursos, pasando a planta sin concursos a los interinos de más de cinco años. No es la única objeción pero sí la más resistida, máxime cuando ya en la administración de Carolina Scotto se derogó parcialmente la utilización de los concursos y se la sustituyó por un lánguido sistema de “control de gestión” para permanecer en el cargo.
El Consejo Superior debe sesionar hoy para debatir este crucial tema. El debate está previsto para las 17.00, pero antes el rector, Francisco Tamarit, y los trece decanos se reunirán para buscar consensos mínimos sobre el artículo 73 y también otros muy objetados por la oposición, en donde se conculcan derechos sindicales y se le da una prevalencia notable a la Adiuc, el gremio docente de Córdoba conducido por Pablo Carro, un hombre estrechamente vinculado al Rectorado.
Sin embargo, nada de estos será posible si los ambientalistas que militan en contra de la radicación de Monsanto irrumpen en el recinto del edificio Claustrorum. Esta es una alerta que existe por el flujo de información que se ha detectado a través de las redes sociales exhortando a concurrir a la sesión de hoy.
La amenaza de una nueva sesión con escándalo, como la vivida hace unas semanas, espanta a los consiliarios, principalmente de la oposición, que han advertido que no soportarán nuevos descomportamientos de los activistas, y que si estos se producen, podrían retirarse de la sesión. En realidad, el fastidio también existe en el oficialismo, que no sólo ha hecho suyo algunos planteos de los activistas sino que hasta accedió a formar una comisión de expertos para analizar y discutir el tema.
La comisión de doce miembros –en realidad, varios de ellos no son expertos en el tema ni mucho menos- quedó conformada en la sesión anterior, ante una nueva incursión de los asambleístas a la sesión del Superior, pero agrupaciones radicalizadas que apoyaron esta alternativa, ahora cambiaron de punto de vista y se oponen a que se constituya y analice la radicación de Monsanto.
El peligro de una incursión con copamiento del recinto del Claustrorum existe y también se han echado a rodar versiones de una sesión del Superior en otro lugar secreto, como ya se hizo en otra ocasión por un tema distinto. No obstante, autoridades de la UNC restaron consistencia a estas versiones y aseguraron que se sesionará en la sede natural del cuerpo tomando las precauciones del caso.