Entrevista a Ernesto Martínez: “Macri es pensable como candidato de UNEN”

Por Jorge Camarasa

KD9L6546-Luis Juez quiere ser gobernador en 2015, y lo va a conseguir.

Ernesto Martínez (58, dos hijas, abogado recibido en la UNC) hace mucho que es más cordobés que porteño. Hace cuarenta años, después de pasar por el Nacional Buenos Aires, llegó a Córdoba, pero en el acento no se le nota. Y aunque no levanta la voz, habla sin dejar que lo interrumpan.

Desde fines de 2012 es el presidente del Frente Cívico. Para entonces hacía diez años que había dejado el delasotismo, desencantado con el jefe del partido: “Al De la Sota de 1983 a 1989, lo admiré por su tenacidad y su perseverancia. Pero después comencé a ver que se iba encerrando en sí mismo, y me empecé a alejar…”

En poco tiempo, ese alejamiento lo iba a acercar a Juez, al que había conocido cuando era fiscal anticorrupción, y en septiembre de 2002, cuando lo echaron del cargo, fue a verlo y se puso a su disposición.

***

-¿Le va a alcanzar a Juez, el año que viene? La última elección del Frente Cívico fue un espanto. Si se miran los números desde 2003, cuando fue elegido intendente, hasta el año pasado, perdieron medio millón de votos…

-Lo del año pasado no cuenta. Las de octubre fueron elecciones legislativas, y Juez no fue candidato a nada. La elección de gobernador arrastra mucha gente, es una elección más personal, y con él de candidato va a ser otra cosa. El año pasado Juez se resguardó, y ahora va a ser otra carrera.

-¿Y qué pasó con la gente? ¿No entendió lo de “Juez es Martínez”, que era el slogan el año pasado?

-Yo no tengo carisma. Mi tarea es el armado y el trabajo cotidiano. Juez sí es un tipo carismático, y él va a convocar otra vez. Quiere ser el gobernador de Córdoba, y no le interesa otra cosa. ¿O usted cree que no podría ser senador de nuevo? Sólo tendría que levantar el teléfono, nada más, y le harían un buen lugar en cualquier lista…

-Bueno, pero aunque sea una obviedad, con querer no alcanza: para ser gobernador va a tener que ganar la elección.

-Claro. Pero tenemos una diferencia a favor respecto al resto, nosotros: en el peronismo, Schiaretti o cualquiera que sea el candidato, no es De la Sota. Y si no, fíjese: el año pasado, para diputados, Schiaretti sacó el 26 por ciento. Ahora, con todo el aparato, ¿cuánto puede sacar? ¿El 35? No le alcanza. Las próximas elecciones van a ser casi tan peleadas como las de 2007…

-¿A usted le parece?

-Sí. A lo mejor la diferencia va a ser poco más, pero va a estar por ahí…

-Mire que el peronismo de Córdoba es fuerte…

-Sí, claro. El peronismo, en Córdoba, es el partido del poder. Y esto es gracias a De la Sota, que lo transformó a la mejicana, en una especie de PRI… Y como el PRI, casi siempre gana, pero a veces también pierde. Aunque además sea el partido de algunos medios, que en cada lista de De la Sota ponen un candidato…

-¿Y el resto de los partidos no juega?

-A ver… Si el que va por el radicalismo es Ramón Mestre, la UCR pasa del 21 al 15 por ciento. Se desgrana el partido si el candidato a gobernador es Mestre… El intendente es el gran elector de los radicales, y va a terminar jubilando a una generación entera de dirigentes. Pero igual va a ser el candidato, porque su única opción es una fuga hacia adelante, hacia la gobernación.

-¿Y los demás? ¿El kirchnerismo?

-Después de la experiencia de octubre, nada. Lo de Carolina Scotto fue un fraude al electorado, a la gente que la votó.  Después de eso, no van a encontrar un candidato que les sume gente. ¿Y la izquierda? ¿Usted cree que van a repetir el resultado de las legislativas? Van a volver al dos o tres por ciento, que es su media histórica. Y después no hay nada más.

-¿Y el PRO? ¿Lábaque?

-No existe. No mide nada. Nadie lo conoce.

***

-Usted fue diputado nacional entre el 2009 y el año pasado. ¿Qué va a pasar con las nacionales para Presidente?

-Lo que va a pasar es claro: si la oposición no se une, las nacionales van a ser una interna del PJ bonaerense. Scioli versus Massa, con una veintena de intendentes cada uno.

-¿Y De la Sota? Lanzó la candidatura el viernes…

-De la Sota nunca pudo con el PJ de la provincia de Buenos Aires, y esa interna siempre es la que resuelve la nacional. Y en esa carrera De la Sota no entra, no le da para participar en eso. No es una cuestión de personas, porque al lado de De la Sota, Scioli y Massa dan risa… Pero no hay publicista venezolano que pueda cambiar esa realidad…

-¿Dónde va a estar el Frente Cívico en 2015? ¿Solos, con Macri, con los radicales…?

-Vamos a estar afuera de la interna del PJ bonaerense. De eso, no tenga la menor duda. El cordobés tiene una mirada localista de la política. Y me parece que tiene razón en tenerla. Por ejemplo, si se bajan las retenciones, acá va a haber una reactivación productiva, porque buena parte de la economía de la provincia depende del campo. ¿Y quién lo va a hacer, a eso? Ni Scioli ni Massa garantizan que se vaya a hacer nada de lo que necesita Córdoba. Acá hay que terminar las rutas 19 y 7, la central Pilar, que es una deuda que dejó Schiaretti, hay que hacer escuelas y hospitales… ¿Y usted cree que el PJ bonaerense va a hacer todo eso? Si ganan, van a trabajar para ellos, para la provincia de Buenos Aires…

-Pero entonces, ¿hay que aliarse con cualquiera para que no ganen? Se lo pregunto de otra manera: ¿para el juecismo da lo mismo Macri que la UCR?

-Lo que nosotros estamos buscando en el Frente Cívico son opciones de poder. Y hasta ahora, lo que estamos viendo es que en el radicalismo no hay…

-¿Y Cobos no es una opción de poder? ¿No es un candidato con posibilidades?

-¿Cobos? Yo no quiero ofender a nadie, pero fue el vicepresidente de Cristina Kirchner… Mire, yo dudo de la convicción de poder de este radicalismo. Es como si creyeran que les conviene más mantenerse así, con el desarrollo territorial, con algunos gobernadores…

-¿Y entonces?

-Entonces, la situación ideal sería que el frente UNEN, en las PASO, incluyera a Macri.

-No parece fácil. ¿Usted se lo imagina a Pino Solanas o a Libres del Sur trabajando por Macri presidente?

-¿Qué es Libres del Sur? Una diputada nacional: Victoria Donda. Y Solanas, bueno…  Lo que hay que entender es que estamos ante una opción de hierro: o ideologizamos, o asumimos las necesidades de la gente. Y si empezamos con que éste sí y éste no, con que éste es un neoliberal y éste otro tal otra cosa, nos quedamos todos afuera.

-Entonces… ¿Macri?

-Puede ser… Macri es perfectamente pensable como candidato de UNEN. El objetivo es unificar la oposición, y que enfrente sólo quede el PJ bonaerense.

-Habla como si no fuera peronista, usted.

-Soy peronista, pero me parece que el peronismo es un ciclo histórico que ya se cumplió, que se terminó. Y hay que tomarlo como una base, pero buscar cómo seguir para adelante…