Avanza el registro de prestadores turísticos: gol aguadista

BANCA 32 - Concejo
BANCA 32 – Concejo

Hay algarabía en el Concejo Deliberante. La edil radical Raquel Romero presentó uno de los primeros proyectos de ordenanza de su gestión. Es toda una innovación de la aguadista, al menos eso sugieren algunos mestristas, que le achacan el hecho de no levantar la mano siempre para proyectos del bloque.
Se trata de la confección de un “Registro Municipal de Prestadores de Servicios Turísticos Accesibles”, que según el texto, regiría para toda la ciudad en forma gratuita y voluntaria para todo tipo de establecimiento existente y en forma obligatoria para todo nuevo establecimiento y servicio turístico que se habilite.

¿La finalidad?
Pide Romero que todo lugar turístico de cumpla con parámetros de accesibilidad del espacio para que las personas, independientemente de sus condiciones físicas, intelectuales y comunicacionales, puedan hacer uso. Esto incluirá también a restaurantes y casa de comida y a hoteles, por lo que habrá un lapso de adecuación.
El proyecto pasó por las comisiones correspondientes y está teniendo aceptación. Es decir que probablemente en las dos siguientes semanas consiga la aprobación en el recinto. El mestrismo parece haber hecho tripa corazón con la aguadista por lo que consideran el “sano tenor” de la iniciativa.

Cuestiones internas
En otro ámbito de cosas, el bloque oficialista tiene un tema de cierta complejidad interna. El viceintendente Marcelo Cossar tuvo algunos presiones en lo que respecta al ámbito mediático y entre pasillo se ha hablado del asunto.
Se esperan alguna manifestación del comité capital y dirigentes radicales de la ciudad al respecto de la situación del viceintendente, pero todo parece indicar que serán de apoyo: en gran medida, la UCR en esta ciudad está dirigida por el intendente Mestre, que difícilmente le vaya a soltar la mano a quien eligió para co-gobernar.
El nicolacismo, que preside la bancada, no parece por estos momentos dar muestras públicas de aprovechamiento de la situación. El bloque viene funcionando casi con normalidad, no se han observado últimamente diferencias de porte en lo que respecta a la labor legislativa. Mestristas y nicolacistas trabajan a la par. Las tranqueras a veces quedan un poco abiertas y se le escapan los dos aguadistas, pero son pocas las ocasiones. Los arrían rápido.
Algún que otro proyecto urbanístico forjado a la luz tenue de la ordenanza Nº 12.077 tuvo que volver a comisión una semana por causa de diferencias internas. La oposición aprovechó y jugó sus cartas, pero la semana a la semana siguiente, los patitos ya estaban convenientemente alineados y Cooperativa Horizonte tiene su conveniente convenio aprobado.

Donación
Esta semana hubo dos comisiones que no funcionaron por falta de quórum. Sin embargo, la comisión de Desarrollo Urbano sí trabajo y aprobó dos donaciones sociales. Es una donación con cargo de un inmueble, lo que implica que si no se realizan las obras especificadas en el proyecto, luego hay que devolver el terreno.
La primera del Grupo Edisur para la construcción de un aula para la Escuela Municipal “Yamahiria Áraba Libia de Barrio Cabildo. La segunda es la Fundación Nalbandian, la Asociación Civil Vaso de Leche y la Fundación Empresas de Servicios, y consiste en la construcción de un playón deportivo para la Escuela Municipal Juan B. Justo, de Villa Siburu.