Todos unidos

Por Florencia Iglesias

CASA ESPEJADAweb[dc]S[/dc]emana cargada de agenda y de emociones para el gobernador José Manuel de la Sota. Ayer fue un día triste para el peronismo nacional y duro para él. Cuentan que hasta se le cayó un lagrimón por la muerte de Antonio Cafiero, el líder de la renovación peronista, a quien el propio De la Sota acompañó como vice en una interna en la que se definió la fórmula presidencial que terminó ganando el tándem Carlos Menem-Eduardo Duhalde.
Incluso exteriorizó ese dolor de manera escueta pero sentida a través de dos tuits que publicó en su cuenta personal. En el primero remarcó que con el fallecimiento de Cafiero se va “un patriota profundamente humanista y cristiano” y agregó: “Gracias querido Antonio Cafiero por todo lo que le diste a nuestro país” y no se olvidó de los tiempos en que compartieron aquel espacio: “Me llena de orgullo haber integrado junto a Antonio Cafiero la fórmula de la Renovación Peronista”.
Anoche informaron desde el Panal que De la Sota participará de las exequias de Cafiero y así pondrá en marcha una semana de agenda cargada, en especial repleta de peronismo, ya que el próximo viernes encabezará el acto del Día de la Lealtad en Feriar. El mismo tendrá formato de cena (150 pesos la tarjeta por persona) y al que serán invitados todos los sectores. Desde el entorno del presidente del PJ provincial, el diputado nacional Carlos Caserio, se remarcó que ese acto será organizado por el partido y no por un agrupaciones internas, esto lo aclaró porque a comienzos de la semana pasada en el primer comunicado de la Junta Promotora De la Sota 2015, figuraba ese acto como una de las actividades a desarrollar. No es así, lo organiza el partido.
De la Sota considera que es tiempo de empezar a reunir y no de separar y el Día de la Lealtad podría ser una buena razón para comenzar. El discurso principal de la noche del viernes estará a cargo de De la Sota y según comentó un funcionario bien informado cerca del amplio y luminoso despacho de la Casa Espejada, también participará del encuentro el exgobernador y diputado nacional Juan Schiaretti. Lo mismo que Daniel Passerini y Martín Llaryora, y quizá alguna sorpresa más. Toda una señal, si lo que pretende es comenzar a mostrar sensación de unidad pensando en el nutrido calendario electoral de 2015.
Pero dos días antes, dejando lo partidario y volviendo a la gestión, el Gobernador realizará una inauguración importante en pleno corazón de Nueva Córdoba. En el marco del polo cultural que puso en marcha durante su primera gestión y que continuó construyéndose a lo largo de los siguientes mandatos justicialistas, se inaugurará el nuevo edificio del Archivo Histórico Provincial. Además de la importancia que eso tiene para el resguardo de la memoria de Córdoba, se trata de una construcción muy bella que empezará a cerrar la serie de intervenciones sobre la avenida Lugones: la ampliación del Museo Caraffa, el archivo acompañado del Faro del Bicentenario donde antes se ubicaba el viejo IPEF, y el Museo de Ciencias Naturales en donde funcionaba el Foro de la Democracia.
Con todo esto seguramente el peronismo provincial buscará remarcar el discurso que viene utilizando tanto en la campaña electoral que le permitió llegar a De la Sota por tercera vez a la gobernación, como la legislativa del año pasado: continuidad y el concepto de que la obra que comienza uno finaliza el otro, como ocurrió con el Archivo que empezó en tiempos de Schiaretti y lo inaugurará De la Sota. ¿También estarán los dos máximos dirigentes del PJ mediterráneo juntos? Probablemente. De ser así De la Sota y Schiaretti tendrían en 48 horas dos fotos públicas juntas, una en el marco de la gestión y la otra por cuestiones partidarias. Nada es definitivo pero es para tomar nota.
Mientras tanto, el DJ contratado para el acto del viernes deberá prepararse. Sabe que tiene que buscar en su discografía la vieja Marcha Peronista, la que deberá poner apenas finalice su discurso De la Sota, para que la inconfundible voz de Hugo del Carril llegue hasta las tripas de los militantes, con el fin de sacudir la modorra y comenzar a poner en marcha el pesado engranaje justicialista. Nada nuevo.