Franja Morada frenó al kirchnerismo

Por Gabriel Osman
gosman@diarioalfil.com.ar

0 slide - copia[dc]E[/dc]l gobierno de la UNC no logró el sábado cerrar el arco completo de su frente gremial (controla a los docentes de Adiuc y tiene indirectamente intervenido el sindicato de los no docentes), porque la agrupación filo radical Franja Morada retuvo la conducción de la FUC (Federación Estudiantil de Córdoba).
Lo hizo casi en soledad (tuvo un solo aliado, la UEU de Derecho), pero también es cierto que trabajó con eficacia para bloquear que La Bisagra, la agrupación kirchnerista que funge de brazo estudiantil del rector Francisco Tamarit, captara aliados entre agrupaciones más pequeñas, pese a que el Rectorado cuenta, obviamente, con “efectividades conducentes”, como gustan denominar los franjistas con lenguaje yrigoyenista el largo brazo de la voluntad rectoral.
El intento sin resultados de recrear una Megaalianza K bajo la consigna “todos contra la Franja”, ha generado reproches cruzados entre los referentes de La Bisagra y autoridades rectorales. Estos, porque esperaban mayor eficacia y dedicación de los bisagristas; los primeros, porque aducen “esponsorización” más decidida desde el gobierno de la UNC.
Muy distinto fue el clima entre la Franja Morada y el gobierno de la Municipalidad de Córdoba, que cuenta con una ex presidenta de la FUC en el gabinete de Ramón Mestre (Brenda Austin, Educación) y un cuasi secretario, como es la titularidad del Cormecor (John Boretto). Desde la Municipalidad hubo ayuda decidida, aunque también desde allí se sabe que la Franja Morada tiene un rol decisivo en recticular a la oposición al gobierno kirchnerista de la UNC.
El debate del Congreso de la FUC se desarrollo en las instalaciones del Comedor Universitario en total normalidad, más allá del folklore de la política estudiantil. La presidencia del gremio de los estudiantes quedó de esta manera en manos de Guillermo Massola (Derecho), que reemplaza al también radical Matías Lingua (Económicas).
Una votación por unanimidad durante los debates podría tener importantes consecuencias si el rector decide, como consignan algunas versiones, que llamará a la Asamblea Universitaria para reformar el sistema electoral y pasar de elecciones indirectas a directas, con doble ponderación: por Facultad y por claustros.
El apoyo unánime lo recibió un proyecto impulsado por la Franja Morada, consistente en plantear en la hipotética Asamblea que el peso del claustro estudiantil sea del mismo calibre que el de los docentes. En la actualidad, los docentes cuentan con el 53% de las bancas en la Asamblea a la hora de elegir al rector y al vice: 10 profesores por Facultad, más los 13 decanos. Los estudiantes, en cambio, suman 78 bancas (6 por Facultad), esto es, el 32%
El escenario que queda planteado para una convocatoria a la Asamblea es de una pugna entre estos dos claustros: los docentes no querrán perder poder relativo y los estudiantes, con un respaldo tan masivo, irán por exactamente lo contrario. Esto fue votado hasta por La Bisagra, el brazo estudiantil rectoral, por lo que le plantea al rector una complicación adicional en su trabajo previo y persuasivo con los decanos para acompañarlo en el llamado al cuerpo para una reforma estatutaria con estos riesgos.
El audaz proyecto podría tener consistencia porque el actual reparto de banca entre los claustros está regido por la Ley de Educación Superior (24.521), que en sus artículo 53 define que los docentes deben tener asegurado por lo menos de la mitad de las bancas en los organismos colegiados de gobierno. Lo que sucede que si se le sacara la función electoral a la Asamblea Universitaria y se hicieran elecciones directas, el “artefacto” electoral a diseñar se puede sustraer a estas clausulas y a este mix.
El flamante titular de la FUC lo dijo con palabras muy claras: “Todas las agrupaciones coincidimos en que la discusión sobre la elección directa de rector y decanos es una oportunidad histórica que tenemos los estudiantes para concretar la paridad docente/estudiantil (…) “y ninguno de nosotros estamos dispuestas a renunciar a esta reivindicación histórica del movimiento estudiantil”.

RESULTADOS

Franja Morada (aliada a UEU)    96
La Bisagra    73
Izquierda Independiente    33
Movimiento Sur    13
MNR    9
FIT    5
FI   2