Promoción industrial

MEDIO JUEGO - LEGISLATURA
MEDIO JUEGO – LEGISLATURA

[dc]E[/dc]l gobierno de José Manuel de la Sota prepara una batería de iniciativas legislativas para promover la actividad económica de las pequeñas y medianas empresas, con singular énfasis en la categoría de los emprendedores.
Los proyectos están siendo elaborados en las oficinas del Ministerio de Industria, que conduce el sa0nfrancisqueño Martín Llaryora, y en los próximos días saldrían hacia la Legislatura, donde serán debatidos.
El oficialismo tiene planeado que el propio ministro concurra a las comisiones legislativas a explicar los proyectos, con cierta seguridad de que habrá terreno fértil, más allá de las naturales oposiciones.
Las iniciativas que tendrán por objetivo económico combatir la recesión, servirán desde el punto de vista político para mostrar a De la Sota activo frente a la dificultades –se dirá- provocadas por el modelo de la Casa Rosada.
A Llaryora, además, le otorgarán visibilidad con “buenas noticias”, algo fundamental para disputar espacios hacia el 2015. En Unión por Córdoba tiene claridad una nueva candidatura a gobernador de Juan Schiaretti, pero es razonable que Llaryora especule con ser el plan B o, quizás, el compañero de fórmula (después de todo, es joven y del interior, dos atributos distintos a los del ex gobernador). Llaryora disputa el segundo escalón del peronismo 2015 junto con otro ministro, el de Desarrollo Social, Daniel Passerini.
El Panal estaba perdiendo terreno frente al Frente Cívico en esta materia. Desde hace un tiempo, la legisladora juecista Nancy Lizzul promueve un proyecto de “fortalecimiento industrial” que cuenta con el apoyo de casi todos los bloques de la oposición. En su última exposición, Lizzul demandó al Ministerio de Industria “un rol más protagónico” en la defensa de las pymes cordobesas.
La última exposición de Lizzul tuvo el acompañamiento de grupos y cámaras empresariales y comerciales.
El gobierno ya debía ponerse al frente de la situación, para lo cual cuenta con la ventaja de la mayoría legislativa. Y si la iniciativa oficialista no es demasiado lejana a la impulsada por la oposición, podría suponerse que ésta votaría a favor, con lo que las ventajas políticas serían más carnosas.
Una segura diferencia será que Lizzul propuso que los fondos para el fortalecimiento industrial deberían salir del gasto en publicidad; asegura que alcanzaría con recortar el 14 por ciento de ese presupuesto.
No han trascendido demasiados detalles de los proyectos en elaboración, pero tendrían que ver, entre otras cosas, con la determinación de “zonas económicas” para pymes y emprendedores, donde gozarían de algunas ventajas económicas y tributarias.
De la Sota ya definió, cuando Jorge Lawson era el ministro de Industria, que Córdoba podría transformarse en un “cluster de emprendedores”. El año pasado, se lanzó el plan “Emprender desde mi Barrio”, con el propósito de generar “igualdad de oportunidades e inclusión social”.
También dijo el gobernador en el recinto, en una oportunidad, que se debe “promover activamente el nacimiento de una generación de jóvenes emprendedores”.
Además se tratará un proyecto de la dupla Sergio Busso/Juan Manuel Cid para establecer mecanismos de defensa de los consumidores frente a los abuses. El expediente que ya tiene estado parlamentario será adecuado a la ley nacional. Lo más importante sería fijar un procedimiento más ágil en la resolución de los conflictos.