Sin Fiat ni General Motors sigue el ProCreAuto

DYN21.JPG[dc]E[/dc]sta vez no fue la presidenta Cristina Fernández sino la ministra de Industria Débora Giorgi quien lanzó la segunda etapa del programa ProCreAuto con condiciones muy similares a la primera pero sin dos terminales. Ni Fiat ni General Motors siguen. El plan estará vigente hasta el 10 de enero y el Banco Nación mantendrá su línea de crédito que financia hasta el 90% la compra de una unidad nueva con un tope de $120 mil.
La tasa de interés subsidiada en cuatro puntos por Industria se mantiene en 17% para clientes del Banco Nación y 19% para público en general. En este sentido, el costo financiero total que pagarán los consumidores por obtener el crédito oscila entre 25,95 y 29,02 por ciento.
Los cambios se encuentran en la oferta de unidades. El menú inicial de automóviles que entran al programa de estímulo es de 24, dos menos respecto al del debut, y dejan de participar las terminales Fiat y General Motors (dueña de la marca Chevrolet). La nueva lista de vehículos disponibles consta de: 2 modelos de Ford Ranger, 3 de Peugeot 308, 1 de Peugeot 408, 1 de Citröen C4, 2 de Renault Clio, 7 de Renault Fluence, 1 de Toyota Hilux, 6 de VW Suran y 1 de VW Amarok.
Las negociaciones para esta segunda etapa fueron conflictivas. Al arranque la Presidenta acusó a las terminales y concesionarias de “encanutar” los vehículos a la vez que los empresarios respondieron que el problema es que, sin dólares para importar, no pueden producir (un auto tiene el 70% de sus piezas importadas) y tampoco traer los modelos que –por el acuerdo en el sector- se fabrican en Brasil. En medio de los tira y aflojes el Gobierno aseguró que les entregará US$ 100 millones mensuales a las terminales; es decir, un tercio de lo que requieren para sostener el ritmo de producción.
Para la ministra Giorgi fue “un éxito” la implementación de este plan de estímulo para el sector automotriz. En los primeros tres meses, el Banco Nación aprobó 21.800 solicitudes, de las cuales 15.300 ya tienen el automóvil entregado. Por otra parte, también hay 7500 pendientes de aprobación.
Detalló que hasta el momento se entregaron $3 mil millones en créditos y que se logró reducir de 13.874 a 7600 la cantidad de trabajadores suspendidos en el sector automotriz. Esta última cifra se explica exclusivamente por cesantías en PSA Peugeot-Citröen (2100) y la división autos de VW (5500).
“En el primer semestre del año, los modelos incluídos en el ProCreAuto (cuando todavía no estaba vigente) cayeron 16% interanual. Luego, en julio de 2014 el patentamientos de estos mismos subió 12% intearnual”, afirmó.