Fin del duelo K: Bernabey se lanza para la gobernación

Bernabey 2015[dc]E[/dc]l kirchnerismo cordobés poco tiene de uniforme, más aún con la salida del Congreso Nacional de quien fuera diputada por escasos meses, Carolina Scotto. El paño k más que alborotado, quedó herido por el baldazo de agua fría que la exrectora de la UNC derramó por las espaldas de sus deudos y colaboradores.
Tras la elección legislativa de octubre que le otorgó al Frente para la Victoria un piso del 15 por ciento de los votos, era la académica la ungida para imprimir sensación de orden en el espacio que responde al oficialismo nacional y porqué no, proponerla como candidata nuevamente en 2015.
Mientras la especialista en Filosofía del Lenguaje regresa a las aulas, quienes fueran sus colegas dan señales de estar bien dispuestos a superar el síndrome del nido vacío. La caza de heridos k tras la salida de Scotto, la inició Daniel Giacomino, quien además ya oficializó que competirá por la intendencia capitalina en el marco del Frente para la Victoria. En tanto, militantes y otros dirigentes esperan conocer a las “estrellas en ascenso” para luego encolumnarse.
Son dos las opciones. 1) Ernesto “Tatú” Barnabey, diputado nacional desde el 27 de agosto y titular del Foro de Intendentes en el Proyecto Nacional. 2) El compañero de campaña de Scotto y también diputado, Martín Gill. El menú marca el fin del duelo por la traición de la rectora de los 400 años.
De hecho, los dirigentes tomaron nota de las preferencias comentadas y acelerarán motores. Quienes los rodean aseguran que tienen proyección post 2015, incluso cuentan con cierta ventaja: tienen mandato hasta 2017.
Bernabey será el primero. Gill todavía debe esperar la decisión del intendente de Villa María, Eduardo Accastello, si jugará el año próximo como kirchnerista o peronista. La determinación será fundamental en los planes del exrector de la alta casa de estudios de la ciudad cabecera del Departamento General San Martín.

La apuesta
El intendente en uso de licencia de Villa El Totoral prepara el lanzamiento de su precandidatura a la gobernación de la Provincia. Bernabey, titular del Partido Justicialista en su departamento y vocal del espacio a nivel nacional, se promocionará marcando coherencia con el lugar que ahora ocupa en el Congreso.
Según adelantaron sus asesores, Bernabey comenzará la campaña territorial la semana que viene, pero su candidatura se ciñe a los límites impuestos por el FpV. Entre los objetivos del diputado se encuentra la intensión de erigirse como referente k en la provincia a los fines de bajar el proyecto nacional a un coto electoral tradicionalmente esquivo al oficialismo nacional. Advierten que lo harán sin perder el sentido crítico. Incluirán correcciones. La oposición tajante al gobernador José Manuel de la Sota será uno de los recursos a los que apelará Bernabey para diferenciarse.

Cambio de carteleria
La decisión de Bernabey pareciera no tener retorno. Sus allegados aseguran que los primeros días de octubre habrá un gran acto de lanzamiento de su precandidatura. La fecha no está cerrada, pero sí el espacio físico. Curioso: Bernabey ocupará ahora el local que alquilaba el kirchnerismo para la campaña de Scotto. La presencia de medio centenar de intendentes kirchneristas estaría confirmada. Ahora resta acelerar las gestiones para lograr presencia de referentes nacionales.
“Queremos consolidarnos como referentes del kirchnerismo cordobés, aún asumiendo los costos. El objetivo es mantener el piso de votos que obtuvo Scotto. Tenemos que aprovechar que no sabemos con quien jugará Accastello”, resumió la estrategia un dirigente cercano a Bernabey.