Alfonsín contra Macri por Ganancias: “No sabe lo que dice o es un demagogo”

ricardo alfonsinBUENOS AIRES – El diputado nacional por la UCR Ricardo Alfonsín señaló ayer que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, “no sabe lo que dice o es un demagogo”, al criticar el anuncio del líder del PRO de eliminar el Impuesto a las Ganancias para los trabajadores y las retenciones a las exportaciones, en caso de resultar electo presidente en el 2015.
“Una de tres: o no fue eso lo que dijo, o no sabe lo que dice, o es un demagogo”, advirtió Alfonsín en un comunicado, y agregó que “sólo a una de estas tres cosas puede atribuirse esa propuesta”.
Luego de las elecciones en Marcos Juárez del pasado domingo, donde resultó ganador el candidato Pedro Dellarossa, fruto del acuerdo entre el PRO y el radicalismo local, Macri prometió que, de ser electo presidente, eliminará “todas las retenciones a la exportaciones”.
En cuanto a la soja, señaló que rebajará el gravamen a “cinco puntos por año” hasta su desaparición y, además, afirmó que “no va a haber más Impuesto a las Ganancias para los trabajadores”, lo que le valió la crítica de funcionarios nacionales y dirigentes oficialistas.

Kirchneristas piden por Cba24N

Los legisladores kirchneristas Fernando Salvi y José De Lucca presentaron ayer un proyecto para que la Cámara repudie “la constante y permanente negativa de incorporar el canal de la Universidad Nacional de Córdoba, Cba24N, a la grilla de Cablevisión”.
“La Justicia Federal dictaminó en varias oportunidades que tiene que incorporarse al Canal de la Universidad a la grilla de Cablevisión, y la empresa propiedad del Grupo
Clarín desconoce permanentemente los fallos que así lo exigen”, fundamentaron los legisladores del Frente para la Victoria.
“Debemos dejar sentada nuestra postura respecto al tema, entiendiendo que no podemos mantener el silencio ante semejante censura”, denunciaron.
Salvi y De Lucca instaron “a la dirigencia política local a tomar posición respecto a este tema que sumamente grave, es ya que claramente es una violación a la libertad de expresión y al derecho de los cordobeses de informarnos por un canal llevado adelante nada más ni nada menos que por la Universidad Nacional de Córdoba”.
“Hacer silencio ante este tipo de violaciones también nos hace cómplices”, concluyeron.