Se desinfla el Fondo Sojero y sufre Córdoba

2014-09-01SOJA_webLa liquidación de granos se frenó y la decisión de los productores ya impacta en las cuentas públicas. Las transferencias automáticas de la Nación a las Provincias –contabilizando coparticipación federal neta y el Fondo Federal Solidario que reparte el 30% de las retenciones a la soja– subieron 28,5% en julio respecto al mismo mes del año pasado, marcando el menor incremento en lo que va del año.
Para Córdoba, esto significó un total de $ 2.361,4 millones, $ 500 millones por encima de doce meses atrás. Por coparticipación e impuestos nacionales llegaron $ 2.267 millones y por el fondo sojero, $ 93,8 millones. Es la primera vez en el año que se perfora el 30% de suba interanual, cuando ese nivel  ya es el piso de la inflación que todos estiman rozará el 40% anual.
Aunque el fondo sojero tiene un impacto marginal sobre los giros globales para los gobernadores es un empujón más.  Incluso, ya hay algunos –como el de Mendoza- que plantea que la Nación autorice a usar esos recursos para objetivos diferentes a los pautados de antemano, que abarcan sólo el área social. El decreto de 2009 especifica que los recursos deben ir  a obras que “contribuyan a la mejora de la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda y vial en ámbitos urbanos y rurales”.
El mendocino Francisco Pérez planteó que se debería permitir que ese dinero vaya a obras de otras áreas. Es que él, como el resto de sus colegas, está necesitado de financiamiento y tienen las puertas cerradas para buscarlo en el exterior. Las dificultades para colocar bonos por parte de las Provincias es una derivación más del conflicto que se mantiene con los buitres y, de hecho, mandó al archivo los planes de Mauricio Macri, Daniel Scioli y Pérez, entre otros.

Combinación
En el cambio de expectativas de los productores pesan la baja del precio internacional de la soja y también la fuerte suba del dólar paralelo que hace especular con que el Central podría instrumentar mini devaluaciones. En las tres primeras semanas de agosto la liquidación de divisas cayó 26% frente a igual período de 2013. Sumó US$ 1.126 millones, según datos oficiales.
Patricio Vimberg, economista del Ieral, destaca que la liquidación de divisas del complejo agroindustrial en lo que va del año (hasta el 22 de agosto) suma un total de US$17.300 millones, 2,2% más que para igual período del año pasado, aunque plantea que el default del 31 de julio cambió las expectativas de los chacareros, “que ante la mayor incertidumbre parecen preferir demorar las ventas de granos y retener stocks”.  En las tres primeras semanas de agosto la liquidación de divisas cayó 26% frente a igual período de 2013.
Los números semanales relevados por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) muestran una morigeración en el ritmo de liquidación de divisas a partir del fin de julio.
“Es que frente a un contexto de mayor incertidumbre, los chacareros reaccionan retrasando las ventas y acumulando stocks”, señala el economista. De esta manera, mientras que la liquidación de divisas en el trimestre a julio fue 2% mayor en términos interanuales, en las tres primeras semanas de agosto se evidenció una caída de 20%, pasando de US$2.047 millones en 2013 (desde 29 de julio a 23 de agosto) a US$1.635 millones este año (desde 28 de julio a 22 de agosto).
“Este cambio en las expectativas también tuvo su efecto en las reservas. Si bien todavía no están disponibles los datos de las reservas para la tercera semana de agosto, podemos observar lo ocurrido en la primer quincena del mes de este año y el pasado” indica.