Según el Gobierno, Ley de Abastecimiento es para “favorecer a los consumidores”

DYN113.JPGEl Gobierno salió desde diversos ámbitos a oponer argumentos a favor de la sanción de una nueva Ley de Abastecimiento que incluyó dentro de un paquete destinado a “favorecer a los consumidores”, mientras que defendió su constitucionalidad y rechazó una eventual “chavización” en el texto de la futura norma. A la vez, atacó a los empresarios pidiéndole que “dejen las chicanas”, que lleven “propuestas” al Congreso y que no reproduzcan “frases vacías de sentido”, al tiempo que les recordó que con el kirchnerismo “han ganado mucho dinero”.
En primer término, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich fue quien rechazó “enfáticamente” en su conferencia de prensa matinal que el proyecto “sea inconstitucional”, ya que “es necesario una capacidad de acción e intervención del Estado para evitar abusos” hacia los consumidores, al tiempo que pidió a los empresarios que “dejen las chicanas”.
Asimismo, el funcionario sostuvo que “rechazamos cualquier comparación o asociación con otros países” luego de que el presidente de Fiat Argentina, Cristiano Ratazzi dijera que la Ley de Abastecimiento sólo se aplicaba en Venezuela, además de la Argentina.
Por su parte, el titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Alejandro Vanoli les recordó a los empresarios que “han ganado mucho dinero” y que “hablar de una actitud antiempresaria, de ‘chavización’, es una exageración. La protección al consumidor está consagrada en la Constitución. No hay ninguna actitud antiempresaria como se ha mencionado”, insistió.
En tanto, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez le reclamó a empresarios y dirigentes de la oposición que rechazan la reforma que discutan con “propuestas, no sobre el rechazo automático, sin haber leído y reproduciendo frases vacías de sentido”. “Hacen comentarios que no tienen nada que ver con el propósito de la ley. Deben hacer críticas fundadas, no sin conocimiento de la ley y sin propuestas de protección al usuario”, reclamó.
En el mismo sentido, el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa defendió que se trata de un paquete para equilibrar la producción y el consumo: “el Gobierno envió al Congreso un paquete de iniciativas, que suponen algunas novedades”, como el fuero de justicia del consumidor y el observatorio de precios, explicó. El funcionario, quien será el encargado de llevar adelante los cambios como “autoridad de aplicación”, opinó que “éstas son las novedades y de eso no se está hablando”, situación que atribuyó a “las grandes corporaciones”, a las que acusó de desviar la discusión.
Para el Gobierno, la nueva legislación tiene que ver con las “leyes de defensa del consumidor, de la competencia y de abastecimiento” y negó también él una vez más la “inspiración” en Venezuela. Por último, el titular del bloque de senadores oficialistas, Miguel Angel Pichetto admitió que él cree en un “capitalismo de mercado más abierto”, pero consideró que la modificación de la Ley de Abastecimiento “puede ser correcta si se aplica bien”.
El rionegrino rechazó también que la iniciativa implique una “chavización” o ingreso a una “etapa venezolana del kirchnerismo”, como fue denunciado por detractores del proyecto.
Mientras tanto, ayer en el Senado el oficialismo impulsó en plenario de comisiones el tratamiento de las leyes de Defensa del Consumidor y la reforma de la ley de Abastecimiento.