Decara explicará en Legislatura proyecto de servicios esenciales

100_3819El defensor del Pueblo, Mario Decara, explicará su proyecto de regulación del derecho de huelga en los servicios públicos esenciales en la reunión del próximo martes de la Comisión Multisectorial de la Legislatura.
Fuentes de la Defensoría del Pueblo aseguraron que Decara aceptó la invitación que le hizo el presidente provisorio de la Cámara, el peronista Oscar González.
La Comisión Multisectorial está integrada por legisladores provinciales, el ministro de Trabajo, Adrián Brito, empresarios y gremialistas. A la primera reunión, en mayo pasado, faltaron los legisladores juecistas y radicales, por entender que se trata de una puesta en escena del gobierno de José Manuel de la Sota.
Sin embargo, la presencia de Decara hará que algunos radicales se sienten el próximo martes a la mesa.
Decara elaboró un anteproyecto que necesita ser firmado por algún legislador para que tome estado parlamentario y pueda ser tratado en las comisiones permanentes. Pero esta Comisión Multisectorial bien puede analizarlo.
Paralelamente, Decara inició una campaña publicitaria de búsqueda de adhesiones a la “ley de protección al usuario de servicios públicos”, bajo el eslogan “que las medidas de fuerza no afecten tus derechos”.
La campaña provocará alguna polémica porque además de los clásicos afiches incluye publicidad en colectivos del transporte urbano con una foto del propio Decara.
El Defensor del Pueblo ha iniciado su segundo mandato con mayor fuerza que el primero, participando de un tema clave de la agenda política de los últimos meses.
De la Sota envió un proyecto de regulación de la huelga en los servicios esenciales que debió retirar por el rechazo gremial y por la oposición de varios legisladores del bloque oficialista Unión por Córdoba.
Una legislación de ese tipo sería importante para el intendente Ramón Mestre, porque se califica entre los servicios esenciales el transporte público y la recolección de residuos.
Decara, ungido Defensor del Pueblo con los votos de los legisladores peronistas y radicales, impulsa ahora este anteproyecto.
Según el anteproyecto de Decara, “si un servicio esencial se viera afectado por el ejercicio de una medida de acción directa derivada de un conflicto laboral, deberá garantizarse el conjunto básico de recursos materiales y humanos a fin de asegurar la continuidad y regularidad mínimas bajo las pautas y modalidades previstas en la presente ley”.
Los servicios públicos esenciales –propone el articulado- serán los sanitarios, hospitalarios o no, la administración de justicia, la educación, la recolección y disposición final de los residuos, los vinculados a la producción y distribución de energía eléctrica y agua potable, y el transporte público de pasajeros.
Además, el anteproyecto busca obligar a los gremios a que anuncien con tres días de anticipación “las medidas de acción directa”, y luego un “un plan sustentable de prestación de servicios mínimos”.
Por otro lado, “la empresa u organismo prestador del servicio esencial garantizará la ejecución del plan de servicios mínimos y deberá poner en conocimiento de los usuarios, a través de los medios de difusión masiva, las modalidades que revestirá la prestación durante el conflicto”.