Grieta en UCR: Aguad y Negri reintentan alianza con Juez

Por Alejandro Moreno
[email protected]

ilustra de la sota y miguel nicolasUna grieta se divisa en la UCR cordobesa y otra vez Luis Juez es protagonista. Ayer, con un disimulado entusiasmo se puso en escena la alianza que los radicales no mestristas pretenden concretar con Juez. En uno de los salones del hotel Windsor se realizó la conferencia de prensa que tuvo como excusa la defensa del vicepresidente 2° del Comité Central de la UCR, Miguel Nicolás -querellado por José Manuel de la Sota como consecuencia de una denuncia de aquél que una fiscal mandó archivar-, pero cuyo propósito real fue que algunos dirigentes radicales y Juez salgan en la misma foto.
Oscar Aguad y Mario Negri flanquearon a Nicolás en el largo escritorio colocado en el salón. Hacia un extremo se sentó el futuro presidente del Comité Central de la UCR, Jorge Font. Hacia el otro, Oscar Aguad, y más hacia la izquierda (no política) Juez, Ernesto Martínez y Liliana Montero, el trío del Frente Cívico. Como se nota, en el plantel radical no había mestristas, ya que Font no es un paladar negro y antes de asumir ha ensayado cierta distancia del intendente. El mestrista más visible fue el legislador Orlando Arduh, cuya presencia fue silenciosa y pareció protocolar (entre el “público”); de otro modo habría hecho demasiado ruido la falta de dirigentes que responden al intendente. Igualmente, trascendió anoche que había un “profundo malestar” en el Palacio 6 de Julio con Negri, Aguad y Nicolás.
En menos de 24 horas los radicales mostraron sus cartas. Ramón Mestre mandó el miércoles a su hermano Diego a Marcos Juárez a aplaudir el acuerdo electoral con el PRO. También en Marcos Juárez estuvo Oscar Aguad, con un alto protagonismo que reiteró en la conferencia de ayer. Y, finalmente, el ex zorro gris Mario Negri -impulsor del FAU con “pureza progresista”-, lució feliz en el Windsor porque cree que esta vez las uvas juecistas pueden alcanzarse (aunque el racimo sea mucho menor).
La ligera pátina mestrista en la conferencia de ayer tiene lógica: Juez ha denunciado penalmente al intendente de recibir “dádivas”, y acusó que el Palacio 6 de Julio está prácticamente infestado de corrupción. Además, en este momento complicado de la gestión municipal es incómoda para el mestrismo una ruptura con De la Sota.
Para colmo la conferencia de ayer trataba sobre las malas artes de la judicialización de la política.
Todo estaba tan contaminado que Negri, Aguad y Juez trataron de disminuir lo que era obvio: la foto era para promocionar la alianza frustrada en 2009. Tanto así, que todos los demás partidos políticos con representación parlamentaria, excepto el peronismo, claro, a los que también habían invitados, prefirieron faltar. ¿Acaso puede presumirse que todos lo hicieron por delasotistas? ¿O porque no quisieron participar de una fiesta ajena? Ni siquiera fue el PRO, lo que podría ser un alerta.
Aguad y Negri cuestionaron a De la Sota por querellar a Nicolás, quien lo había acusado de construir un helipuerto para uso privado con fondos públicos.
Afirmó Aguad que la querella es una “bravuconada”, y que incluso él nunca se sintió “presionado por el gobierno nacional” a través de causas judiciales (olvidó, aquí, que solía decir que la reapertura de la causa por supuesta malversación de fondos de Corrientes, fue una maniobra kirchnerista). Negri advirtió que De la Sota busca gobernar con la “discriminación política y el temor”, y acusó que “es dueño de parte de la Justicia” cordobesa.
De la alianza que se mostraba fueron más cautos. Aguad repitió que “los que tenemos una misma idea tenemos que juntarnos”, y Negri recordó que “muchas veces la oposición en Córdoba no ha encontrado un camino común”. Nada más.
Juez, en cambio, mantuvo el silencio. Curiosidades de la política: ahora que Daniel Giacomino parece Juez, éste luce apaciguado.
Cuando se balbuceaban argumentos “institucionalistas”, la legisladora Montero habló con un poco más de claridad: “Estamos dando una respuesta política de los dos partidos políticos mayoritarios (quiso decir de una oposición que sumada superaría al peronismo) que le dicen al gobernador De la Sota que no nos va a llevar por delante con la Justicia”.
De la Sota es otra vez la aleación del acuerdo electoral que se pretende para el 2015.
Al sumar al Frente Cívico los radicales se colocan muy lejos de las experiencias de las que ya debieron aprender. Chacho Álvarez será un lord inglés comparado con Juez.