Fuerte jugada del TSJ rechazando pedido gremial por “cesantías”

Tribunales I, Salon de los pasos perdidosEl Tribunal Superior de Justicia se tomó el trabajo de enviar una comunicación al plantel completo de recursos humanos del Poder Judicial, para hacer un descargo al respecto de críticas gremiales por la ya anunciada cesantía de 71 contratados.
La totalidad de los empleados recibieron un correo electrónico enviado por la Prosecretaria Administrativa, María Alejandra Sosa Lanza Castelli, titulado “Facilitar soluciones, no excepciones”, donde se argumenta casi en tono sindical contra los rumores que han calificado como “injusticia” a tales bajas y que vaticinaron el comienzo de un conflicto.
Quienes no ostentan roles encumbrados y temen que se los cite, admiten que el hecho de que el TSJ se exprese de esta manera para un tema de tal naturaleza indica que el asunto puertas adentro, entre las autoridades, estaría provocando preocupación.
Cabe recordar que el máximo órgano de Justicia local decidió no renovar contratos de concursantes para trabajar en capital, que fueron tomados en otras jurisdicciones ante la demora en la confección del orden de mérito y en las correspondientes designaciones para esta ciudad.
Ellos, según el gremio de judiciales (AGEPJ), no han gozado de tres renovaciones consecutivas, cosa que supondría derechos laborales adquiridos. Es justamente por eso el TSJ habría tomado la decisión ahora, aseguran los dirigidos por Irina Santesteban (quien por otro lado, debe renovar conducción antes de final de año).

Textualidades
Con el objeto de desestimar el reclamo, el comunicado emitido por la Justicia indica que el término “cesantías” está mal acuñado porque se trata de “la finalización de contratos temporarios”.
También expresa que “en julio, agosto y septiembre vencen 71 contratos designados por razones de servicio impostergables” y que “esos agentes nunca formaron parte del orden de mérito para Capital ya sea porque no lo aprobaron, porque no pudieron postularse o porque no se presentaron”. “Estas personas fueron convocadas porque se agotó el orden de mérito del año 2010 para Capital. El TSJ utilizó listados de vigentes en Alta Gracia, Río Segundo, Jesús María y Cosquín para hacer designaciones temporarias; es decir, que la mayoría de dichos nombramientos se efectuaron mientras avanzaba el nuevo concurso”.
“Todos conocían, además, las condiciones de contratación. De hecho, muchas personas convocadas para cubrir estos cargos rechazaron el ofrecimiento, justamente, porque eran designaciones temporarias”, continúa.
El final endurece retórica: “Si hay cientos de aspirantes que aprobaron el concurso para Capital y otros tantos que tiene derechos preferentes en las sedes aledañas, ¿por qué dejarlas de lado con una norma de excepción que beneficia a 71 personas? Si las notas presentadas por el gremio y por algunos magistrados no ofrecen una razón jurídica suficiente para no respetar las normas vigentes, ¿por qué dictar una norma de excepción?”