En junio los plazos fijos no crecieron

2014-07-31ECONOMIA_web (1)El stock de préstamos al sector privado durante junio subió 1,2% respecto al mes anterior, lo que representó una expansión de $6.206 millones. El incremento anual fue del 25,2% en la medición nominal, acompañando la desaceleración en el ritmo de aumento de la actividad económica. No obstante, si la medición se contrasta con la inflación proyectada por consultores privados y no respecto a la de Indec, la evolución en términos reales resulta sensiblemente muy reducida. En junio el dato relevante es el estancamiento de las colocaciones a plazo fijo.
Las líneas más dinámicas a lo largo de los últimos doce meses, han sido aquellas destinadas al consumo. En efecto, la línea de préstamos personales se expandió un 21,1%, equivalente a $18.128 millones y tarjetas de crédito con un crecimiento del 38,6% que representó unos $ 25.912 millones. Por otra parte, en el segmento dirigido al sector productivo, se destacan de manera sustantiva la línea de crédito documentaria, los cuales evidenciaron un incremento en el último año de un 24,9% ($ 26.926) y en menor medida los adelantos en cuenta corriente 27%, unos 14.098 millones.
Por el lado de los depósitos del sector privado, en junio se observó un crecimiento más moderado (2,6%), unos $15.193 millones y acumulan en el año una expansión del 31,9%, unos $146.183 millones. El comportamiento de los depósitos a plazo fijo encendió una luz amarilla: en los últimos treinta días se registró un crecimiento de apenas 0,2%, unos $ 482 millones, que podría estar reflejando que los agentes económicos están pidiendo más tasa de interés ante el incremento esperado en el índice de p recios para la segunda parte del año.
Un informe de Reporte Económico, de Alejandro Banzas, señala respecto a los plazos de las imposiciones tanto en pesos como en dólares, que no se observan cambios significativos respecto a un año atrás. A junio, el 75,1% de las colocaciones en pesos se encuadran en un plazo no mayor a los 90 días. Esos valores en el mismo mes de 2013 alcanzaba el 75,2%, siempre en pesos, similar comportamiento al observado en dólares.
Del ranking de entidades en préstamos al sector privado se destacan el Banco Nación con el 16,6% del stock total seguido por, Santander Río con el 9,8%, el Galicia con el 8,9% y el Provincia de Buenos Aires con el 8,8%. Los primeros 30 bancos concentran el 91,5% del total de préstamos.
Reporte Económico considera que el sistema financiero atravesará un segundo semestre condicionado al cierre de las negociaciones con los fondos buitres y de los tiempos que el Gobierno estime conveniente para salir a tomar fondos en el exterior. “Es probable que en una primera etapa lo haga a través de YPF o algún emprendimiento ligado al sector energético, permitiendo testear la tasa de interés”, señala, a la vez que ve probable que se aliente al sector privado para que sea el que tome la iniciativa de endeudarse para financiar actividad productiva.
Bajo esta perspectiva, las proyecciones de los depósitos y de los préstamos al sector privado –medidos en promedio- para el cierre del año en curso rondarían una tasa de crecimiento del 30,5 y del 20,2 por ciento, ambos por debajo de la inflación esperada que es del 38%.
Si bien julio es un mes estacionalmente más líquido -dado que los fondos provenientes del consumo del aguinaldo vuelven al sistema financiero en forma de depósitos – es altamente probable , de no mediar medidas extraordinarias que los ahorristas demanden una tasa de interés más alta para mantenerse en los bancos. “Esta señal ya fue transmitida de alguna manera con la salida de los depósitos a plazo fijo bajo un escenario mucho mas estresado por la negociación que está llevando el Gobierno argentino con los holdouts que trajo aparejado en el mes pasado y en el curso mayor incertidumbre”, agrega Banzas.