Empezaron los cambios en Epec

Firma contrato acueducto Sierras ChicasEl ministro de Agua, Ambiente, Energía, Transporte y Servicios Públicos Fabián López aceptó la renuncia de Carlos Mainardi, vocal del directorio de la Epec; quien la presentó el último lunes. El ex intendente de Ausonia integraba el cuerpo junto a Osvaldo Simone y Daniel Segura, un abogado de confianza del delasotismo. Su reemplazo –que se encuadra en cambios en la empresa anticipados hace dos semanas por Diario Alfil- sería por un profesional de perfil técnico, cuyo nombre arrimó al Gobierno el propio López.
Algunos trascendidos de fuentes oficiales indican que el camino lleva a la cabeza de la empresa, el ríocuartense Simone. El ministro López hace tiempo que viene insistiendo en la necesidad de una modificación de la conducción de Epec; sus opiniones son respetadas por el Gobernador, sobre todo después de que lograra la renegociación de la deuda con la Nación por la Central de Pilar (que se terminó pesificando).
El otro factor –no menor- es que Simone es un funcionario que llegó a su cargo por la influencia de Adriana Nazario, pero cuya gestión no logró los resultados esperados por lo que hoy esa “lealtad política” puede pasarse por alto. Incluso, se lo preservó en en la presidencia en la crisis que atravesó Epec en el verano, cuando pese a los reclamos de distintos sectores permaneció en el directorio.
Los cambios de nombre en Epec coinciden con la aprobación por parte del Ersep del nuevo Régimen de Calidad y Sanciones para prestadores del servicio de energía, que incluye pautas y objetivos que, en caso de no cumplirse, podrán ser sancionadas y multadas e, incluso, en determinados casos se traducirán en un resarcimiento directo a los usuarios damnificados. Juan Pablo Quintero, vocal por la oposición, admitió que se trata de un “avance importante; hay cuestiones más profundas ya que le da al Ente la facultad para opinar sobre temas claves. Si hubiera existido antes, por ejemplo, podríamos haber opinado sobre la Central Pilar”. Y vinculó este paso adelante con la presencia de López en el Ministerio:”Tiene una clara visión de lo que deben ser los servicios públicos”.
La resolución –que tendrá plena vigencia en dos años- indica que será responsabilidad de la Epec o de las cooperativas eléctricas “brindar el servicio público de distribución de energía eléctrica con un nivel de calidad satisfactorio” acorde con los parámetros de las normas del régimen.
En ese marco, “deberán cumplir con las exigencias realizando los trabajos e inversiones necesarias de forma tal de asegurar la prestación del servicio con la calidad mínima indicada”, exigible para “todos los tipos o categorías de suministros”. Según el texto, “el no cumplimiento de las pautas establecidas dará lugar a sanciones, basadas en el perjuicio económico que le ocasiona al usuario recibir un servicio fuera de los parámetros de calidad establecidos”.
El Ersep será el encargado de supervisar el cumplimiento de la norma. Los controles incluirán diferentes parámetros, tanto técnicos como comerciales. Hasta la aplicación efectiva hay una transición de un año a contar desde la culminación de la etapa de prueba que servirá para permitir a la prestataria la adecuación de sus instalaciones y sistemas de información. El reglamento establece, por ejemplo, que se tolerará hasta “un determinado límite las variaciones de tensión, la cantidad de interrupciones y la duración media de cada una de ellas”. Cuando del resultado de las campañas de medición surja que “en los suministros se excedan estos valores, el Ersep sancionará a la prestataria según corresponda”.
El monto de la sanción será reintegrado a los usuarios como un crédito en la facturación inmediata posterior al período de control, y será proporcional a la totalidad de la energía suministrada fuera de los parámetros de calidad establecidos o a la energía no suministrada.