Las provincias mejoran su situación al moderar el gasto

Un informe de los economistas Nadín Argañaraz, Ariel Barraud y Valentina Bulgarelli del Iaraf subraya que los gobiernos provinciales lograron sortear la primera parte del año. Tomando las cinco principales provincias -Buenos Aires, Córdoba, Capital Federal, Mendoza y Santa Fe- en el primer semestre de 2013 registraron un superávit de $7.189 millones, mientras que en igual período de este año sería de $12.500 millones, fruto de sus recursos totales crecen a un 40% y las erogaciones al 36%. La cifra se achica al considerar que el pago del medio aguinaldo insumiría unos $8 mil millones.
De cara al segundo semestre, el Iaraf plantea más cautela ya que generalmente se suele acelerar el gasto. “El impacto de las subas salariales otorgadas por las distintas administraciones provinciales se concentra en la segunda parte del año”, dice el informe que subraya que las provincias en el primer semestre dejaron de pagar unos $4 mil millones de servicios de la deuda a la Nación por el acuerdo logrado. Todavía no se resolvió si se extenderá a lo que resta del año, cuando hay en juego otros $5 mil millones.
El escenario para la búsqueda de financiamiento es negativo –dice el reporte-, de manera que las provincias deberán ajustar sus previsiones de obtención de financiamiento (según un relevamiento de los presupuestos provinciales disponibles se preveía a fines del 2013 un endeudamiento de $30 mil millones para este año) al nuevo escenario de menores disponibilidades.
Aunque todos los números oficiales no están terminados, la estimación actual es que el déficit primario del conjunto de provincias en 2013 habría resultado más bajo al esperado: las cuentas públicas habrían concluido con un rojo de $7.900 millones, un 41% mejor respecto al déficit del 2012 ($13.300 millones). En términos del Gasto Total ese déficit representaría un 1,5% frente al 3,2% del 2012. El resultado primario (neto de los intereses de deuda pagados), habría sido de $1.400 millones, equivalente a un 0,3% del gasto total del consolidado provincial.
El Iaraf indica que Córdoba es la jurisdicción con la mejor performance fiscal relativa durante 2013 con un superávit de $1.846 millones y un resultado primario de $2.091 millones; también destaca el casa de Buenos Aires que si bien lidera a las provincias en cuanto al resultado primario medido en valores absolutos ($3.340 millones), también se encuentra en las últimas posiciones en el resultado fiscal, por el relevante impacto de los intereses de deuda en esta jurisdicción, con un déficit de $1.029 millones.
En 2013 el crecimiento en el gasto provincial, del 33,7% estuvo por debajo del que mostraron sus ingresos (en conjunto, los ingresos considerados crecieron un 35,2%). Esto permitió la moderación de los déficits fiscales. Una situación similar se produce este año.