Evalúan licitar líneas de C. de Córdoba (debe $200M a AFIP)

DPP_0032La empresa Ciudad de Córdoba tiene un futuro cada vez menos incierto. Si hasta hace pocos días aún no se sabía a ciencia cierta las decisiones que la gestión de Ramón Mestre tenía preparada para la prestadora que tantos dolores de cabeza le provocó, la información que reveló ayer el titular de la AFIP Córdoba puso en negro sobre blanco que el panorama era más complicado del que se sospechaba y se hace cada vez más inminente la búsqueda de un reemplazo.
Diego Garayzábal completó la información difundida por este medio. Además de los 23 millones de pesos que la firma local debe al organismo fiscal desde diciembre a la fecha, caducaron tres planes de pagos. “La compañía posee una deuda consolidad por $156 millones; además tienen un complementario por casi $10 millones más, a lo que se suma un plan de pagos por $25 millones otorgado a fines de 2013, detalló el funcionarios en los micrófonos de Cadena 3, quien confirmó que la deuda totaliza casi $200 millones.
La información hizo evidente que las complicaciones insalvables en el debut del nuevo esquema de transporte (por paros de empleados a raíz de las dificultades en el pago de haberes o la renovación de la flota) no podrán resolverse en el corto plazo. La crisis accionaria y financiera roza, según entendidos, el terreno penal tributario. Conforme a lo que se conoció ayer, la deuda con AFIP se habría generado ante la falta de pago por parte de la empresa de las cargas patronales y retenciones de sus empleados.
Con este panorama, nadie duda de que la actual administración está atada de pie y manos para confirmar la concesión definitiva a una firma que requirió permanentemente de su asistencia. Sólo como detalle, conviene recordar que la gestión prestó $14 millones en el mes de abril para que Ciudad de Córdoba pudiera cubrir sus compromisos, ante el corte de subsidios nacionales apenas la firma incurrió en falta con la AFIP.
Las soluciones que surgieron momentos después de que el presidente de Ciudad de Córdoba, Mariano Llabot, ratificara la información del titular de AFIP Córdoba, apuntan hacia una única posibilidad factible: el reemplazo de la empresa que tiene una trayectoria de cuatro décadas en la provincia. Un problema más del rubro transporte que deberá resolver el mestrismo.
El gremio de los choferes asumió una enérgica defensa por la continuidad en el sistema de la compañía local. Con una ruidosa manifestación de delegados y choferes en la explanada del Palacio 6 de Julio en la mañana del lunes, exigieron a las autoridades municipales la firma del contrato definitivo de concesión. La contestación de Transporte fue enfática: reflotaron las dudas (pausadas tras la polémica por el viaje de la plana mayor del Ejecutivo municipal a una fiesta por los 50 años de Ersa) sobre la continuidad de Ciudad de Córdoba sin dar detalles.
La información revelada por la AFIP parecería cancelar las alternativas. La experiencia cuenta y la UTA comprendió la inminente salida. Delegados, con la venia de las autoridades de Ciudad de Córdoba, propusieron formar una cooperativa de trabajo para asumir temporariamente el servicio.
Lo cierto es que desde el municipio evalúan otros rumbos. El llamado a licitación de los corredores vacantes es la única opción ajustada a derecho y de menor costo político. No tuvieron buena prensa las relaciones de Mestre con el grupo Romero y, en ese marco, autorizar su expansión directa generaría polémicas que la administración no tendría espalda para soportar. Actualmente, transita una etapa de recupero tras el saneamiento de su equipo de gobierno.
Un proceso de licitación demanda tiempo y el servicio requiere paliativos de funcionamiento inmediato. Allí es donde asoma la generación de un nuevo permiso precario hasta que la nueva adjudicación esté lista. Hasta el momento, se desconoce si se formará una UTE entre las tres prestadoras disponibles o asumirá de manera temporaria Ersa. Lo concreto es que la permanencia de Ciudad de Córdoba sería cada vez más improbable y las soluciones comienzas a tomar color de urgencia.

Repercusiones
El concejal del Frente Cívico, Esteban Dómina, se sorprendió por la cifra que adeuda AFIP la empresa. “No entiendo cómo el municipio pudo haber adjudicado a esta gente una porción del sistema de transporte, habiéndose ya producido toda esta situación, porque es de larga data”, manifestó el edil. Y agregó: “La empresa en estas condiciones es inviable, creo que habría que pensar el volver a licitar estos corredores”.
En tanto, la edila del bloque Eva Duarte, Olga Riutort, opinó que el intendente “no puede seguir dilatando la solución”. “Sí frente a una licitación se conforma una comisión de evaluación que estudia y da puntaje a la situación económica, financiera y patrimonial de las empresas que se presentan, previas al acta de adjudicación, ¿cómo es posible que se le haya adjudicado?”, remarcó en sintonía con Dómina.
“En la situación actual, Mestre tiene dos salidas: O declara desierta la licitación de los corredores que presta la empresa Ciudad de Córdoba, o le adjudica al que resultó en segundo lugar, si cumpliera con las exigencias del pliego. Pero lo que no puede, es seguir dilatando la solución” finalizó Riutort.