Saillén impuso su propio convenio colectivo en Córdoba

Por Daniel Zen
[email protected]

p06-1Ayer el servicio de recolección de residuos estuvo resentido. Los trabajadores enrolados en el gremio Surrbac plantearon una serie de quejas en lo relativo a las condiciones de trabajo. Concretamente, por falta de unidades, materiales de seguridad y por la falta de un predio definitivo donde dejar la basura.
“La medida es por distintos motivos. Reiteramos el pedido que hicimos sobre el predio de enterramiento y ahora se suma la falta de diálogo por parte de la Municipalidad y el mantenimiento de la planta de Avenida Circunvalación”, afirmaba a media mañana Carlos García, vocero sindical.
¿Era realmente por eso?
La respuesta es no. Mientras se efectuaba en la ciudad solamente trabajo a reglamento, se estaba discutiendo, de fondo, una cuestión mucho más importante a los ojos de los asalariados. El convenio colectivo de trabajo.
Así, es.
Sucede que desde que el Surrbac, conducido por Mauricio Saillén, quebró con el tutor histórico del gremio, es decir, con el líder de la CGT Hugo Moyano, todo cambió. La alineación kirchnerista del cordobés (con la consecuente retribución política del gobierno nacional) le permitió no solo construir poder sin tutela del camionero, sino que también le posibilito crear una obra social propia de recolectores, cosa que conlleva al manejo de un importantísimo flujo regular de recursos económicos.
Tal “independencia” de la CGT nacional, le abrió la puerta a Saillén para afrontar una discusión de un convenio propio. Ayer, las medidas de fuerza, eran por eso. El resto, argumentación decorativa.
La cuestión es que Lusa y Cotreco ya habían acordado 8 (rubricado) el asunto y aceptaban los términos de Saillén. Pero la Municipalidad, que mantiene a la Crese Residual (unos 250 empleados) no. La secretaria de Ambiente, Gabriela Faustinelli, había “clavado la pala”, confesó una importante fuente gremial. “Lo que todo el mundo llama aquí ´costo Faustinelli´, va desde la estrambótica idea de incluir en los pliego de licitación camiones de carga lateral para la contenerización, cosa imposible económicamente, hasta discutir aspectos menores de este convenio colectivo generando crispación en el Surrbac”, afirmó, inclusive, uno de los integrantes del equipo de colaboradores de la ex Roggio.
Fue en ese entonces que, con todo cocinado, los recolectores decidieron anunciar la medida de fuerza. Como era de esperar, la intervención de una alta autoridad del Palacio 6 de Julio destrabó todo en el acto. Es que en el mestrismo paladar negro nadie quiere, ni por asomo, alimentar el nivel de conflictividad en un contexto donde el poder político ha sido golpeado fuertemente, tras denuncias de corrupción que le valieron el puesto a gran parte del gabinete.
Se viven momentos de “laissez faire” gremial. Pida y le dan. Consultar por los taxistas a continuación.

Taxis: el 20% que completa un 36,5%
Ayer ingresó al Concejo Deliberante el proyecto municipal para elevar el costo del servicio de taxis, que por norma también arrastra el precio de los remises. La administración de la ciudad accedió a un reclamo de los amarillos y cerró un incremento del 20%.
La iniciativa tendrá tratamiento expeditivo. Será el primer proyecto impopular que le toque timonear a Eduardo Conrad, el nicolacista que le tocó presidir la bancada oficialista tras la partida de Javier Bee Sellares a la secretaría de Gobierno.
El dato es que, cuando se apruebe, los taxistas habrán conseguido una de las mejores paritarias anuales a nivel nacional: 36,5%.
El 17 de diciembre de 2013, es decir, hace casi seis meses, la UCR votó una actualización tarifaria de 16,5% por ciento en la bajada de bandera y en el costo ficha.