El PRO quiere trasladar a 12 provincias el modelo Córdoba para negociar acuerdos electorales

Por Patricio Tesei

Pese a que el núcleo duro del PRO y la plataforma del proyecto “Macri presidente” tiene como base la Capital Federal, la provincia de Córdoba se transformó en la experiencia modelo del macrismo por el diálogo que alcanzó con dirigentes “con voto” de otras fuerzas políticas, de cara a posibles acuerdos electorales en 2015.
Este entendimiento con diputados e intendentes radicales cordobeses como Oscar Aguad y Ramón Mestre, entre otros, elogiado de manera abierta por el propio Macri, es la idea que su sector busca exportar a por lo menos 12 provincias con la idea de trepar a la segunda vuelta que defina al presidente que gobernará el país tras las elecciones de 2015.
“Hay 12 provincias que concentran el 87 por ciento del electorado”, advirtió a DyN un asesor del PRO que trabaja en el armado nacional del partido, que mencionó a Córdoba como “el modelo a seguir si es que eventualmente llegamos a un esquema de acuerdos”.
En este sentido, el macrismo, además de avanzar con la figura del ex árbitro de fútbol Héctor Baldassi (hoy diputado nacional) para la gobernación, trabaja el acercamiento con dirigentes radicales como el diputado nacional Oscar Aguad, e intendentes como Ramón Mestre (ciudad de Córdoba), Juan Jure (Río Cuarto), Gabriel Frizza (Jesús María).
“Son los sacan los votos, no nos importan las estructuras”, reconocen en el partido del Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, “como Mario Negri, aunque está más lejos” y, además, por otro lado aseguran que “el radicalismo local con un frente” con el PRO “puede ganar la provincia”.
“Son los cordobeses los primeros en animarse a pensar que cambiando se puede mejorar”, afirmó Macri en diálogo con Cadena 3 a finales de a abril como muestra de la buena sintonía que mantiene con sectores políticos de Córdoba, incluso promociona vía Facebook un sorteo: “Viví el mundial con Baldassi en el living de tu casa”.
Los dirigentes a cargo de la campaña de Macri también se muestran confiados con la construcción política en Mendoza porque, entienden, luego de la elección a concejales que Gustavo Senetiner (Partido Demócrata, en alianza con el PRO) ganó en la capital provincial “se llenaron de preguntas los radicales y también los justicialistas de que hay un voto pro Macri importante que no se esperaba”.
En este sentido, el PRO coquetea con el senador radical Ernesto Sanz, con el diputado nacional por la UCR Julio Cobos, pero con quien mantiene un acercamiento más sólido es con el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, mientras que en Santa Fe apuestan al arrastre que genere el hoy diputado nacional Miguel Del Sel, que ya anunció su candidatura a la gobernación.
Sin embargo, reconocen la necesidad de intensificar la construcción y trasladar el entendimiento en provincias como Santiago del Estero, La Pampa, Misiones y, fundamentalmente, Buenos Aires, donde el próximo fin de semana Macri realizará una recorrida por diferentes distritos de la tercera sección electoral.
A pesar de las idas y vueltas, las definiciones y acercamientos se comenzarán a definir cerca de fin de año y durante el 2015 y, en este marco, en el PRO confían en llegar a las PASO con buenos resultados en las provincias que, previamente, elijan gobernadores.
“Ahí a estos tipos se les va a hacer más atractivo hacer un acuerdo con Mauricio”, confían.